jueves, 30 mayo 2024

Enfado en el PSOE de Madrid con Bolaños: «Ha reventado la campaña de Lobato»

El secretario general del PSOE de Madrid, Juan Lobato, se ha mantenido estoico ante el bochorno en el que Félix Bolaños ha sumido al partido. El candidato del PSOE en la Comunidad de Madrid ha mejorado en las encuestas y ya es el virtual líder de la oposición. Sin embargo, el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, ha conseguido irritar a todo el PSOE de Madrid con una actuación que a ojos de los socialistas madrileños «sobraba». Tanto es así, que el enfado que hay en las filas del PSOE-M crece por momentos porque entienden que el ministro tuvo un arrebato de soberbia en el peor escenario posible. Juan Lobato, sin embargo, se ha mantenido al margen de la polémica.

Algunos dicen que Mónica García le está haciendo sola el trabajo a Juan Lobato, pero es innegable que el secretario general del PSOE de Madrid es el más activo de todos los que se sientan en la Asamblea de Madrid. Mientras algunos como Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, reparten su presencia entre unos pocos medios privilegiados, Juan Lobato atiende y da la cara en todos los lados. Lo cierto es que Lobato ha conseguido resultados electorales, pero Bolaños ha golpeado fuerte la marca PSOE en casi plena campaña electoral por orden de Moncloa. La idea era evidenciar que la Comunidad de Madrid era poco hospitalaria, pero lo cierto es que el resultado final es que el más perjudicado ha sido Bolaños por presentarse a los actos del 2 de mayo sin haber sido invitado. El PSOE calla, pero en el PSOE de Madrid están visiblemente molestos con la decisión de Moncloa de utilizar a Bolaños como ariete.

Que el PSOE no tenga en cuenta la opinión de los socialistas madrileños no es nuevo. Pero sí lo es que el PSOE de Madrid, que se une por momentos como consecuencia de las encuestas y del trabajo de Juan Lobato, se haya rebelado contra la manía de Ferraz de imponer su criterio y sus estrategias (por muy chapuceras que sean) cuando ellos lo consideren. La decisión de Bolaños de colarse en los actos del 2 de mayo no ha gustado en el PSOE de Madrid, pero ha tenido consecuencias muy negativas a nivel interno en el Gobierno: como por ejemplo el enfrentamiento entre la ministra de Defensa, Margarita Robles, y el de Presidencia, Félix Bolaños, que se ha visto agravado por lo ocurrido en estos actos.

El PSOE de Madrid está en una buena posición porque su partido, su juego, su reto no es ganar las elecciones en un feudo popular como este. Juan Lobato juega a recuperar el liderazgo de la oposición que perdió Ángel Gabilondo contra Mónica García, algo que parece estar consiguiendo con su trabajo y gracias a la chapucera campaña electoral de Más Madrid. El enfado en el PSOE de Madrid con Bolaños se comenta puertas hacia dentro, porque nadie se atreve a enfrentarse de tú a tú con un ministro de Presidencia que ha heredado los galones del presidente ante su sonada ausencia en las campañas electorales de las municipales y de las elecciones autonómicas.

La buena noticia para el PSOE es que Juan Lobato se ha mantenido estoico ante este bochorno en el que Félix Bolaños ha sumido a su partido. Lobato no ha querido transmitir ningún tipo de reparo con Bolaños porque no quiere enquistar más una situación de la que ha salido perjudicado casi exclusivamente el ministro. Tampoco quiere agravar una situación como la que ha vivido el PSOE con su delegación en Madrid: un choque constante y una desconfianza que siempre se ha dejado notar. Aún así, quienes siguen a Lobato en las listas sí que han hecho llegar a los dirigentes de Ferraz su malestar con el show de Bolaños.