jueves, 20 junio 2024

La técnica de ladrones y okupas conocida como hilo invisible es casi imposible identificar, con Vicente Camarasa Cerrajeros

Para robar u okupar casas ajenas los delincuentes utilizan técnicas muy variadas, entre las que destaca por ser cada vez más utilizada la del hilo invisible. Con la ayuda de los expertos en cerrajería de Vicente Camarasa Cerrajeros, se ahonda en este método para saber más sobre él y poder identificarlo antes de que sea demasiado tarde.

La técnica del hilo invisible

Poner en marcha esta técnica es muy fácil para los ladrones y okupas y les proporciona información sobre la vivienda que después les sirve para decidir si entrar o no al inmueble. Concretamente, se trata de colocar un fino y casi imperceptible hilo de silicona en la parte inferior o superior del marco de la puerta de entrada principal. Tras unos días de espera, los delincuentes regresan para comprobar si el hilo sigue en su lugar, señal inequívoca de que no hay nadie en casa esos días. 

Si el hilo continúa intacto, lo más probable es que los malhechores decidan asaltar el hogar, mientras que si se ha desprendido seguramente opten por no intervenir. 

Las alertas de la policía

Esta técnica no es desconocida para la policía, que ya ha alertado en más de una ocasión acerca de su existencia. En este sentido, las autoridades ponen el foco en las segundas residencias y en los domicilios de quienes se ausenten de forma habitual por vacaciones o por motivos de trabajo.

En cualquier caso, lo que recomiendan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado es que, de detectar en una casa (sea propia o no) la presencia de este hilo de silicona o de alguna de sus variantes (a veces también se emplean, por ejemplo, trozos de papel de la propaganda de los buzones), se llame de inmediato para dar aviso al 091, al 092 o al 062. Acto seguido, los agentes se dirigirán al domicilio en cuestión y a sus inmediaciones para disuadir a los delincuentes e impedir el robo.

Toda precaución es poca

El hecho de que puedan entrar en casa y robar u okuparla es una preocupación importante para muchas personas. Y no es para menos, ya que las cifras no son en absoluto alentadoras. Hasta al fin del tercer trimestre del 2022 (último período del que se tienen datos exactos en estos momentos) se produjeron en España un total de 88.320 robos en domicilios, lo que supone un incremento del 14,6% con respecto al mismo periodo de 2021, cuando se registraron hasta el mes de septiembre 75.417 robos en casas.

Por esta razón, es clave tomar las medidas necesarias para reforzar la seguridad de los hogares, sobre todo en los períodos vacacionales. En este sentido, desde Vicente Camarasa Cerrajeros recuerdan que hay varias acciones que se pueden llevar a cabo, como cambiar viejas puertas por puertas blindadas o acorazadas, así como optar por cerraduras de seguridad, es decir, preparadas para esquivar cualquier técnica de intrusismo y la instalación de un cerrojo adicional, incrementando así la protección del inmueble.

642d9eceded4d Moncloa