martes, 18 junio 2024

Wood Addicts presenta sus espejos de plástico completamente personalizados

Los espejos han tenido un gran protagonismo a lo largo de la historia, puesto que están presentes en la mayoría de hogares del mundo desde hace miles de años atrás. Gracias a ellos, las personas pueden conocer su aspecto físico en cualquier momento. Estos tienen un gran impacto en la autoestima de las personas, pues de su reflejo va a depender el estado de ánimo de una persona. Por este motivo, resulta fundamental que estos objetos sean de calidad y no tiendan a deformar las imágenes reflejadas en ellos. 

Con el paso de los años, estos productos se han producido con diferentes tipos de materiales: desde el metal pulido hasta el popular vidrio. No obstante, hoy en día, el plástico ha ganado protagonismo. A pesar de tratarse de un material popularmente conocido por su carente calidad, fabricantes como Wood Addicts han desarrollado técnicas para mejorar el acabado y durabilidad de los espejos diseñados con polímero. 

Razones por las que optar por un espejo de plástico

Años atrás, los espejos de plástico eran conocidos por ofrecer menos claridad óptica que los ejemplares de vidrio, por lo que solían deformar las figuras. Sin embargo, con el tiempo, dicho material ha ido perfeccionando sus cualidades hasta conseguir acabados nítidos y más precisos de las imágenes reflejadas. 

Generalmente, estos se producen con el uso de policarbonato o acrílico, lo cual permite que el resultado final sea mucho más resistente y ligero. Gracias a estos cambios en su fabricación, los espejos de plástico son de gran utilidad para decorar espacios, así como para coches o para incluir en muebles. Asimismo, gracias a la evolución del espejo de plástico, se ha conseguido mejorar la resistencia a arañazos y manchas, puesto que, actualmente, existe la posibilidad de recubrir el plástico con otros materiales que eviten las rayadas y extiendan su tiempo de uso. Además, los ejemplares son aptos para golpes y para la manipulación constante, ya que no se rompen con facilidad.

Dichas características convierten a los espejos de plástico en la alternativa perfecta para la decoración de habitaciones de niños, así como espacios públicos o sanitarios. Se trata de una opción segura, flexible, económica y de fácil instalación, puesto que se pueden integrar en cualquier marco existente o pegar en una pared con un adhesivo de doble cara. 

Wood Addicts, el espacio donde encontrar espejos de plástico personalizados

Como consecuencia de las características mencionadas anteriormente, los espejos de plástico son elementos de lo más versátiles. Estos permiten crear todo tipo de formas y tamaños, por lo que se adaptan a cualquier espacio. Según el plástico que se utilice, es posible cortarlos con un cúter o con una máquina especializada según la forma que el cliente desee.

Sin embargo, para obtener un espejo completamente personalizado, hay que acudir a empresas que cuenten con experiencia en el corte de dicho material. Wood Addicts, empresa especializada en la venta de materia prima, como madera o plástico, ofrece un servicio personalizado, con el cual el cliente puede diseñar la forma y el tamaño exacto que desea para su espejo.

En su catálogo incorporan espejos de metacrilato tradicionales y espejos plateados, dorados o amarillos de diferentes grosores. Asimismo, para Wood Addicts, la atención al cliente es un aspecto fundamental en su servicio. Por ello, atienden todas las sugerencias de sus compradores, para ofrecer un producto que se adapte completamente a sus necesidades. Además, con su servicio de entrega a domicilio, los clientes podrán hacer sus pedidos desde casa y esperar a recibir sus espejos directos para colgar.

64590fc9a5a56 Moncloa