martes, 28 mayo 2024

Yolanda Díaz reclama que la ‘golden visa’ sea «eliminada» y «expulsada» para seguir avanzando en vivienda

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha reclamado que la llamada ‘golden visa’, que otorga el permiso de residencia a quienes adquieran un inmueble por más de 500.000 euros, debe ser «eliminada» del marco normativo español.

«Voy a ser clara, tiene que ser eliminada, expulsada de nuestro ordenamiento jurídico», ha trasladado en un acto de campaña para arropar a la candidatura de unidad a la izquierda del PSOE ‘Valladolid Toma la Palabra’.

Recientemente, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, afirmó que el Gobierno lleva desde hace tiempo examinando las condiciones de esta prerrogativa y que era preciso «darle una vuelta», si bien admitía que no era una prioridad.

Mientras, Díaz ha demandado acabar con una medida que impulsó el PP y que permite que los «ricos» puedan llegar a España y hacerse con parte del mercado inmobiliario, cuando lo fundamental es garantizar el derecho a la vivienda.

En este sentido, ha celebrado la aprobación definitiva de la Ley de Vivienda, que incluye algo «imprescindible» como la limitación y regulación de los precios del alquiler en zonas de mercado tensionadas, pero también ve necesario impulsar otros avances como lo concerniente a los pisos turísticos.

Tras criticar que en campaña «no se escucha al PP» hablar de vivienda, Díaz ha vuelto a insistir en que es necesario actuar ante otro «grave problema» como es la subida de las hipotecas de tipo variable por la revalorización de los tipos de interés y que repercute en cuatro millones de familias.

De esta forma, ha alertado del impacto del incremento medio de 300 euros al mes en las cuotas de los créditos hipotecarios y ha enfatizado que el Gobierno debe trabajar para «hacer algo».

Y en esta línea, ha reiterado su reclamación a la banca española para que se «comprometa con su país», deje de «hacer negocio con la crisis» a tenor de sus «beneficios absolutamente extraordinarios» y congele las cuotas hipotecarias de sus clientes, como se ha hecho en Grecia durante un año.

Tras recordar que la banca fue «rescatada» en la anterior crisis hipotecaria sin que devolviera «ni un céntimo de euro», la vicepresidenta ha demandado también que reduzcan en un punto los tipos de interés.

«No oigo nada en la derecha, No escucho decirle a la banda que se tiene que comprometer con su país, No solamente no escucho nada, sino que le pediría desde aquí al señor Feijóo que rectifique todas las insensateces que ha dicho acerca de la política social económica de nuestro gobierno», ha zanjado.