viernes, 12 julio 2024

Las claves de hospedarse en las Casitas de Renta que ofrece Cinco Flores en San Miguel de Allende

San Miguel de Allende es una de las ciudades más imponentes de México. La belleza arquitectónica del lugar, su riqueza cultural y sus agradables calles empedradas convierten a este distrito en uno de los más visitados del país.

Si bien en la actualidad existen una gran cantidad de alojamientos, no muchos cuentan con los beneficios que tienen las Casitas de Renta de Cinco Flores. Estas viviendas, además de estar ubicadas en un lugar privilegiado, disponen de buena iluminación, amplios espacios e importante vegetación.

Las principales características de las Casitas de Renta de Cinco Flores

Las Casitas de Renta de Cinco Flores destacan del resto por su calidad y frescura. Estos inmuebles invitan a la relajación total mediante sus grandes dormitorios, salas de estar y terrazas con vistas muy agradables. Entre las opciones que se pueden elegir se encuentran las Casitas Tulipán, Rosa, Corazón, Lirio y Jasmin.

La Tulipán cuenta con un dormitorio amplio con asientos, escritorio, un gran tragaluz, y baño completo. También se puede visitar la terraza, un lugar ideal para descansar y tomar fotografías. Otras de las opciones es la Casita Jasmin, que se caracteriza por tener un espacio pequeño aunque con baño completo, sofá cama, TV, cocina y escritorio.

En la Casita Rosa hay una habitación queen y una cama de huéspedes. El lugar tiene cocina, comedor, sala de estar, techo de bóveda con tragaluz, oficina tipo loft y una terraza privada. Por su parte, la Casita Lirio se compone de los mismos elementos, pero con la diferencia de que hay una cama queen y una doble, es decir las dimensiones son mayores.

Por último, la Casita Corazón es el apartamento más grande del complejo y está compuesto por dos habitaciones, una máster suite queen y una habitación individual con baño completo.

Consejos para planificar un viaje a San Miguel de Allende

Al tratarse de una ciudad con calles de piedras y adoquines, resulta fundamental colocar en la maleta un calzado resistente. Con zapatos cómodos o zapatillas deportivas, las caminatas son mucho más amenas, ya que se evitan posibles lesiones o dolores al final de día.

Con relación al dinero, lo ideal sería contar con pesos mexicanos, pero también es una buena alternativa disponer de dólares para luego cambiarlos por la ciudad. Este tipo de transacción es más segura si se realiza a través de los cajeros automáticos que se ubican en el Jardín o también mediante Intercam, ambos sitios están a escasos metros de las Casitas de Renta (otra ventaja de hospedarse en ellas).

Otros elementos que no pueden faltar en el equipaje son chaquetas o abrigo teniendo en cuenta que la ciudad está a 6500 metros de altitud y los cambios de temperatura son habituales, protector solar y/o gorra, paraguas y traje de baño (aunque esto varía en función de la época del año en la que se viaje).

Cumpliendo con estas recomendaciones y eligiendo como hospedaje las Casitas de Renta, el viaje a San Miguel de Allende resulta seguro, cómodo y divertido.

644248edc1ef9 Moncloa