martes, 25 junio 2024

Ocho CCAA tienen programas para ayudar a dejar de fumar en las farmacias comunitarias, según CGCOF

Un total de ocho comunidades autónomas (Andalucía, Baleares, Canarias, Castilla León, Cataluña, Navarra, País Vasco y Comunidad Valenciana) tienen en marcha convenios con los Colegios de Farmacéuticos para promover la cesación tabáquica desde las farmacias, según el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF).

«Cada vez son más las autonomías que suman a las farmacias en esta lucha, aportando así eficacia y eficiencia a sus acciones en este ámbito«, ha resaltado , a través de un comunicado el presidente del CGCOF, Jesús Aguilar, con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, que se celebra este miércoles 31 de mayo.

El CGCOF ha reivindicado que el farmacéutico «desarrolla una importante labor en la lucha antitabáquica, tanto en lo referente a educación sanitaria, prevención del tabaquismo y asesoramiento de quienes acaban de dejarlo, como en el seguimiento de los tratamientos que necesitan de prescripción o la indicación farmacéutica de aquellos que no requieran receta».

«Además, el tratamiento de deshabituación es complicado y por ello es fundamental la labor que realizan las farmacias para contribuir al éxito de las terapias, en especial tras el inicio de la financiación de los primeros medicamentos con esta indicación en enero de 2020«, han señalado.

Por último, desde un punto de vista epidemiológico, el CGCOF recuerda que los farmacéuticos pueden llevar a cabo el registro de sus intervenciones utilizando el Servicio de Dispensación de Nodofarma Asistencia, una plataforma que permite recoger los datos necesarios para evaluar la eficiencia de estos fomentando un correcto uso de los tratamientos .

«El tabaquismo es un verdadero problema de Salud Pública y por ello los farmacéuticos hemos dado un paso al frente para aprovechar la cercanía y accesibilidad de las farmacias y la formación de sus profesionales para promover el abandono del tabaco, contribuyendo así a mejorar la salud de los ciudadanos y reduciendo los importantes costes que genera al sistema sanitario», ha declarado Aguilar.

Por otra parte, los farmacéuticos defienden su labor en materia de Salud Pública, y aseguran que las farmacias pueden ser «la mayor red de inteligencia sanitaria del país, por la que diariamente pasan 2,3 millones de usuarios, cada uno de ellos una fuente de información».

«Un potencial que es utilizado en todo el mundo y ya es avalado en España por diferentes experiencias desarrolladas en distintas Comunidades Autónomas y que se está extendiendo, entre otros, con el Servicio farmacéutico de cesación tabáquica«, han concluido.