jueves, 30 mayo 2024

Desarticulada en Melilla una red de narcotráfico entre Países Bajos y Marruecos

La Guardia Civil y la Policía Nacional han llevado a cabo en Melilla una operación conjunta contra una red de narcotráfico entre Países Bajos y Marruecos, a través de la ciudad española del norte de África, que se ha saldado con la detención de cinco personas, 2,5 kilos de heroína y 22,5 kilos de cocaína. Se sospecha que los detenidos estén vinculados a la Mocromafia, grupo criminal compuesto por individuos de los Países Bajos y Bélgica de origen marroquí.

Según la información facilitada por ambos cuerpos de seguridad en la ciudad, la investigación se inició el pasado mes de agosto de 2022, cuando las labores de investigación de ambos cuerpos policiales, detectaron la existencia de un grupo criminal organizado dedicado al transporte de sustancias estupefacientes desde Países Bajos a Melilla, a través del método conocido como «vehículos mulas».

Al confluir la investigación entre los dos cuerpos, ha añadido al citada fuente, se decidió realizar la investigación conjunta con el fin de desarticular el entramado delictivo. Una aprehensión de ocho kilogramos de cocaína por las autoridades policiales de los Países Bajos, dio lugar a la detención de un ciudadano de nacionalidad española, lo que activó los instrumentos de cooperación internacionales con el citado país, a través de EUROPOL.

En el mes de noviembre de 2022, los agentes investigadores derivados de la inteligencia elaborada con los datos que se iban obteniendo, interceptaron en el puerto de Melilla un vehículo sospechoso de transportar droga, donde se localizó un doble fondo con 2,5 kg de heroína y 12 kg de cocaína, procediéndose a la detención de sus dos ocupantes de nacionalidad española y marroquí.

HOLANDA-MELILLA-MARRUECOS

El entramado criminal comenzaba en los Países Bajos donde adquirían la droga que enviaban a Marruecos a través de Melilla, donde la almacenaban en una «guardería», a la espera del momento idóneo para pasarla a Marruecos a través de la frontera terrestre y oculta en dobles fondos preparados en vehículos.

Tanto la Policía Nacional como la Guardia Civil han subrayado que el líder de la organización criminal, varón de nacionalidad marroquí, estaba asentado en Melilla desde donde controlaba la infraestructura de la misma, supervisaba minuciosamente todos los movimientos de los miembros de la red, y ejercía las labores de coordinación y supervisión de los transportes de la droga.

El mismo había desplegado un proceso de obtención y transporte de la droga, a través de una estructura establecida en Países Bajos y España. Era considerado como un importante narcotraficante al que le constaba una orden internacional de extradición por las autoridades marroquíes.

RESULTADOS DE LA OPERACIÓN

La operación llevada a cabo de manera conjunta por la Guardia Civil y el Cuerpo Nacional de Policía, ha finalizado con la desarticulación de una organización criminal y su estructura económica y financiera que sustentaba la misma en los grandes beneficios económicos obtenidos del narcotráfico, a través de la cual compraban vehículos a nombre de terceros con el fin de eludir la acción de la justicia.

Durante el desarrollo de la operación, dirigida y tutelada por el Juzgado de Instrucción número 4 de los de Melilla, se han practicado dos registros domiciliarios. Se han incautado 2,5 kilos de heroína de gran pureza y 22,5 kilos de cocaína, 11 vehículos, numeroso material electrónico y de telefonía móvil de última generación alcanzando la valoración de lo aprehendido a 950.000 euros.

La Policía Nacional y la Guardia Civil han reseñado de manera significativa que ha sido la primera e importante incautación de heroína en estos últimos años en la Ciudad Autónoma de Melilla. Con esta incautación, la Guardia Civil evita la distribución y comercialización en el mercado ilícito del orden de «100.000 dosis» de droga cocaína y aproximadamente «3.800.000 dosis» de heroína.

Las cinco personas detenidas han sido puestas a disposición judicial como presuntos autores de un delito de pertenencia a organización criminal y a un delito contra la salud pública, en su modalidad de tráfico de drogas.

La investigación ha sido llevada a cabo conjuntamente por la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla y la Jefatura Superior de Policía de nuestra ciudad, a través de la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ) de la Guardia Civil de Melilla y la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) del Cuerpo Nacional de Policía de Melilla. Así mismo han contado con la colaboración de la Sección Fiscal y Frontera del Puerto y Unidades de Seguridad Ciudadana de la Jefatura Superior de Policía de Melilla.