martes, 28 mayo 2024

Para esquivar el fotoenvejecimiento este verano no basta con el protector solar. Palabra de doctora

Hoy no hay quien ponga en duda que la radiación solar es la enemiga número uno de una piel sana y joven.

Su rastro implica desde fotoenvejecimiento en forma de aceleración de la aparición de arrugas, manchas y flacidez hasta posibilidad de melanoma por acumulación de daño solar.

Los dermatólogos llevan años advirtiéndolo con estudios en mano que un buen protector solar es el sí o sí de toda buena rutina de belleza, los 365 días del año… Pero parece que no el único.

Fotoprotector de día + elixir súper-antioxidante al caer el sol

La farmacéutica experta en dermocosmética y responsable en España de la firma de base dermatológica DRA. SCHRAMMEK, Ana Gallego, explica que «sobre todo en épocas de sobre-exposición, como pueden ser las vacaciones en la playa dónde la arena y el agua reflejan los rayos haciendo que su incidencia sea más severa, es mandatory un buen protector de amplio espectro, con SPF nunca inferior a 50: es nuestro mejor ‘escudo’; la defensa frente al agresor medioambiental que es el sol, el cual produce una tasa de oxidación celular muy potente (el moreno es, precisamente, la señal de alerta que la radiación está afectando a las células dérmicas, en este caso los llamados melanocitos)».

Pero Gallego advierte que, según todos los últimos estudios «por muy bueno que sea el solar, la defensa nunca es absoluta, ya sea porque no se reaplica tras cada baño o cada dos horas, o porque no se extiende (es casi imposible) perfectamente: se ha visto en imágenes que siempre hay algo de daño. Por eso, es esencial complementar la rutina de protección (día) con una ayuda a nuestra piel a regenerarse por las noches, que es cuando ella misma despliega sus propios mecanismos de reparación. Logrando activar y amplificar esos procesos, es posible revertir y prevenir en gran medida todos los síntomas de fotoenvejecimiento».

El producto que cumple, con creces, la función súper-regenerante precisa se llama RESVERA CELL CONCENTRATED, está creado desde la perspectiva de ‘curar la piel’ propia de Schrammek y «no solo actúa en las pieles ya dañadas por el sol, recuperando elasticidad, firmeza y tono -explica Gallego – sino que actúa como un preventivo excepcional, evitando en pieles de 20 y 30 años, que el daño solar que se da cada día de piscina o playa (también en la ciudad) avance: impulsa una regeneración intensiva, retrasando la aparición de arrugas, manchas, flacidez…

Sin microplásticos, ni aceites minerales, ni derivados PEG, ni parabenos, RESVERA CEL es una pócima a base de RESVERATROL (una molécula presente en las uvas fermentadas) en una altísima concentración que, además de ser ideal para combatir el daño provocado por los rayos UV y prevenir el fotoenvejecimiento prematuro, resulta ideal para pieles desvitalizadas, secas y con tirantez, proporcionando frescor y jugosidad a partes iguales. También para un extra de luminosidad, contiene VITAMINA C y SKINERGIUM BIO y SILICEA, dos componentes naturales con una magnífica acción protectora ante los radicales libres y la degradación del colágeno, además de incrementar la vida celular.

Se puede encontrar RESVERACEL y el reto de productos de la amplísima línea Schrammek, en los principales centros de belleza de España.

Acerca de Schrammek

La firma DR. MED. CHRISTINE SCHRAMEK KOSMETIK cuenta con el aval y la solvencia que le otorgan más de 60 años de impecable (e imparable) trayectoria, asentada en una filosofía de skincare pionera: el concepto de alta tecnología dermatológica con base natural. Una de las primeras marcas europeas con sello «doctor» y alma mater de uno de los primeros peelings vegetales del mundo (el mítico y patentado Green Peel®) y la Primera BB Cream del mercado (Schrammek Blemish Balm, con una fórmula que continúa siendo única). Cada 25 segundos se adquiere un producto Schrammek en algún lugar del mundo.

646cde5950e36 Moncloa