miércoles, 19 junio 2024

Pedro Rollán vende a empresarios que será ministro de Transportes

Pedro Rollán estaba convencido de que sería el sustituto de José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid. Pero la mayoría absoluta arrolladora que ha obtenido el regidor ha alejado sus expectativas profesionales de forma considerable y le ha obligado a mirar para otro lado. Ahora, Pedro Rollán, quien estuvo en la celebración del PP tras las elecciones del 28-M, ha vendido a más de uno y más de dos empresarios del sector que será el próximo ministro de Transportes porque así se lo ha asegurado el presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijoo.

Pedro Rollán es vicesecretario general de Coordinación Autonómica y Local del Partido Popular. Un cargo demasiado largo para las competencias que tiene. En cualquier caso, tiene algo de lo que no gozan muchos dirigentes del Partido Popular: la confianza del presidente del PP. Está tan convencido de que será ministro tras conocer el resultado de las elecciones autonómicas y municipales que ya le ha vendido a empresarios de peso del sector de transportes que será el próximo ministro de su sector. Rollán tenía una clara orientación municipal en Madrid y tenía el apoyo de antiguas dirigentes de peso de Cristina Cifuentes, así como una buena consideración por parte de Génova. Pero la mayoría absoluta de José Luis Martínez-Almeida ha enterrado por completo las pretensiones de Rollán de ser el próximo candidato del PP en Madrid.

Pedro Rollán siempre ha tenido altas expectativas políticas. Pero el giro ha sido rápido una vez se ha visto que queda Martínez-Almeida para rato en el Ayuntamiento de Madrid. No han pasado ni dos días y algunos empresarios del sector ya aseguran que Rollán les ha comentado que será el próximo ministro de Transportes porque así se lo ha confirmado el presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijoo. Son muchos los encuentros de estos empresarios en los que se comenta, desayuno de por medio, que Rollán será su próximo referente en estas cuestiones. Pero claro, eso siempre que se dé por muerto políticamente al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a todo su elenco socialista.

El popular Pedro Rollán se siente más cómodo con esta promesa porque no las tenía todas para ser el sustituto de Martínez-Almeida. Efectivamente, Pedro Rollán, el vicesecretario general de Coordinación Autonómica y Local del Partido Popular, era la elección de Feijoo para sustituir al alcalde de Madrid en un futuro y en caso de que vinieran mal dadas. Pero esto enfrentaría directamente a la Comunidad de Madrid y al PP de Madrid con Génova, dado que Isabel Díaz Ayuso, presidenta autonómica, tenía claro que Rollán no podía ser el candidato a la capital. Con este cuadro, parece más sensato que Rollán se quede en la esfera de Feijoo antes que dar el salto a un territorio completamente controlado por Alfonso Serrano y por su jefa directa, Isabel Díaz Ayuso.

La buena noticia para Rollán es que ya tiene un equipo de adeptos, generalmente rescatados de la vieja administración de Cristina Cifuentes, de la que formó parte activa, que esperan trufar el Ministerio de Transportes una vez se haga con el cargo. Los empresarios en los foros no son los únicos que venden que Rollán les ha asegurado que será ministro. También los populares que ahora cumplen la omertá para que les den un cargo lo antes posible venden que Rollán tiene mucha cercanía a la cúpula popular. Y verle dando saltos de alegría en el balcón de Génova deja claro que algo de relevancia será. Pero todavía queda un mes y medio para salir de dudas.