La importancia del compromiso empresarial en la economía circular; clave para la sostenibilidad

La economía circular es un modelo de producción y consumo que promueve la optimización de los recursos naturales y el mejor aprovechamiento de los residuos. Esto último se concreta mediante el reciclaje o la transformación, para darles una segunda vida con otro uso, o haciéndolos parte de un nuevo producto.

Para impulsar este modelo de producción, es necesario promover con más ahínco el criterio de sostenibilidad empresarial en los diversos sectores de la economía. Según la firma Lealtad Verde, cuyos productos y servicios promueven la economía circular, aunque el tema ya es materia de conversación, falta camino por recorrer.

Trabajar para lograr mayor sostenibilidad empresarial

Adrián Sánchez Roa, responsable reciclador de la firma Lealtad Verde, explica que la sostenibilidad empresarial es un punto clave de la economía circular. Se trata de una filosofía de trabajo que se aplica a los negocios para que, además de generar rentabilidad financiera, creen valor ambiental. Esto se concreta mediante prácticas que generan bienestar y progreso en las comunidades donde operan.

El experto destaca que la sostenibilidad empresarial no solo no genera impactos negativos en su entorno, sino que lo mejora para las generaciones futuras. Añade que este es el momento para procurar un mayor compromiso de las compañías en este sentido, y alcanzar los objetivos de la Agenda 2030.

Para que una compañía alcance metas de sostenibilidad empresarial se deben promover las prácticas de economía circular en todas sus áreas operativas y administrativas. Las más comunes y accesibles pueden ser el ahorro en el uso de recursos como la energía, el agua, el papel o el transporte. Sánchez Roa destaca que todo se centra en crear políticas sostenibles y que estas sean internalizadas y puestas en práctica por parte de todos los miembros de la compañía.

A mayor compromiso empresarial, más economía circular

Abraham Zuppa, miembro reciclador de Lealtad Verde, advierte que el tiempo para tomar decisiones se está agotando. Alerta sobre las señales que está dando el planeta, como el aumento de la temperatura. Estas consecuencias no se reducen a cambios locales, sino que abarcan situaciones que afectarán a todo el mundo.

Por eso, es necesario que las compañías no solo se limiten a asumir posiciones públicas, sino que den ejemplo modificando conductas en sus empleados. Es indispensable inculcarles la conciencia del consumo y el posconsumo responsable con la instalación de máquinas biorecicladoras o plantas de reciclaje. También conviene usar herramientas de marketing, como programas de lealtad y estimular estos comportamientos.

Para sumarse cuanto antes a la economía circular y comenzar con prácticas de sostenibilidad ambiental, el primer paso es buscar asesoría ambiental. Firmas con experiencia en el sector, como Lealtad Verde, diseñan programas que se pueden aplicar dentro de las empresas. Ellos ofrecen un abanico de soluciones sistemáticas que abordan el crecimiento de cualquier compañía, pero en un contexto sostenible.

648086f60a83d Moncloa