jueves, 30 mayo 2024

La salud mental desde la mirada del artista y maquillador Muagami

/COMUNICAE/

La salud mental desde la mirada del artista y maquillador Muagami

Muagami es la expresión artística y la marca que arranca del maquillador y artista Diego Vitaller. Experto en estilismo y make up para moda, televisión, cine, eventos o performance artísticas, Vitaller creaba Muagami hace dos años. La experimentación, la búsqueda de la emoción a través de la implicación del personaje mismo y un trabajo de lo más ambivalente en todas las disciplinas del maquillaje, han construido el discurso sobre el que descansa Muagami

A Muagami se le podría definir como un personaje de ficción creado a partir de los inputs aspiracionales y de las dinámicas centrífugas de un hombre creativo y experto en imagen: Diego Vitaller, maquillador profesional para todo tipo de eventos. 

Muagami, no obstante, tiene vida propia; y se podría decir que más allá de los encargos para bodas, galas, festivales de todo tipo o performance, mantiene un compromiso con su propio mundo interior, cáliz de este personaje. Por ello, su carta de presentación son obras de arte impregnadas en la piel del modelo o de sí mismo. Con esta decisión exorciza sus fantasmas, crea una catarsis sanadora y se libera para presentarse ante el mundo como un creador que compromete sus inquietudes a través de su obra.

Tal y como relata Muagami: «Mi rompecabezas mental parte de un concepto estético transgresor dividido en nueve piezas. Lo armo con ahínco a través de unos ojos inquietos, mis ojos que son los ojos que fluyen con una fluorescencia adormecida y latente».

La sombra de la salud mental herida que ciega e invisibiliza viene de la propia mente. De esta forma el maquillaje es el vehículo creativo y rompedor que ha ayudado a Muagami a vencer sus fantasmas.

La ansiedad se presenta como una anticipación al futuro a través de una fantasía de la mente, por eso escogió esta estética futurista con un aire de ciencia ficción: «Los que han pasado por problemas de salud mental saben que el fin último es despertar de esa «pesadilla», resurgir para aceptar que atravesamos un túnel siniestro en busca de una nueva esperanza.»

Una fantasía oscura, que enraíza en el inconsciente más profundo y que se alimenta de la sombra retoñada junto al dolor y la incertidumbre de los propios fantasmas. En su caso, hacer consciente su sombra, sus problemas, necesidades y más oscuros deseos, hizo posible la sanación. Integrar todo eso en las experiencias vitales constituye un  profundo proceso de aceptación y crecimiento: «Los verdaderos valientes son aquellos que siendo conscientes de sus zonas oscuras, eligen la luz del autoconocimiento.»

Los problemas relacionados con la salud mental suponen una huida desesperada de uno mismo, y por eso Muagami ha querido hacer nueve automaquillajes, a modo de rompecabezas íntimo y emocional, en el que reencontrarse  y aceptar la esencia individual.

Para Muagami la vida no es lo que debería ser, sino lo que ya es, y reflexionar con detenimiento sobre sus claroscuros ayuda a encontrar el camino hacia la felicidad.

«Una óptima salud mental es lo más valioso y aprender a gestionar las emociones es la base del crecimiento espiritual. La empatía con las personas que conviven en su día a día con una salud mental desquebrajada es la mejor forma de dar más visibilidad a un tema tabú que puede afectar a todo el mundo.», asevera Muagami. Por ello, como tantos expertos, el maquillador y artista aboga por la prevención de los problemas mentales, que, según asegura, se debe iniciar desde  los colegios, de la mano de profesionales y expertos que acompañen, sin juzgar, poniendo en valor la mejor versión de cada cual.

Fuente Comunicae

notificaLectura Moncloa