martes, 28 mayo 2024

Díaz desvela que su plan es un Ejecutivo con menos ministerios y remarca que de Bildu solo han recibido votos

La líder de Sumar, Yolanda Díaz, ha desvelado que su plan, en caso de reeditar un ejecutivo de coalición con PSOE, es reducir el número de ministerios del Gobierno, donde estén los «mejores» al frente de las carteras.

Además, ha querido dejar claro que no es lo mismo recibir los votos de Bildu, con el que «nunca ha gobernado», que meter en las instituciones a Vox, como decidió el PP en gobiernos y ayuntamientos tras el 28M.

Por otro lado y sobre la salida de la ministra de Igualdad, Irene Montero, de las listas electorales de Sumar, ha desgranado que hay otros perfiles que no están como el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, o el dirigente de los ‘comunes’ Jaume Asens, para recalcar que en «política hay que tomar decisiones» y que todos los partidos, incluido Podemos, firmaron un acuerdo de coalición.

En una entrevista en Telecinco, ha vuelto a insistir en que «le molestó mucho» que el exlíder de la formación morada, Pablo Iglesias, en 2021 cuando dejó el Ejecutivo le designara directamente como candidata a las elecciones generales porque es «una mujer libre», «una demócrata» y no está acostumbrada a que decidan por ella.

Incluso ha señalado que entonces tomó la decisión de seguir adelante por «el bien de su país» y que tuvo una conversación con el propio Iglesias y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, donde concluyó que si hubiera declinado asumir esa responsabilidad habría generado más «distorsión» en la izquierda.

Por otro lado, ha cargado contra el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, por poner a los «ultras» en ejecutivos que encabezan los populares, en alusión a Vox y ha remarcado que en su caso «nunca ha gobernado con Bildu», a la cuestión de si estaría dispuesta hacerlo con la formación abertzale.

Al respecto, Díaz ha diferenciado que una cosa es recibir votos de formaciones políticas, como ha pasado con Bildu en varias normativas clave a lo largo de la legislatura, que conformar coaliciones con la extrema derecha. Y como ejemplo concreto, ha citado que en la reforma laboral decidieron recibir el apoyo de Ciudadanos, formación que se ha caracterizado por su oposición al Ejecutivo.

Cuestionado sobre sus ideas para la gobernabilidad del país en caso de que la izquierda tuviera mayoría tras las elecciones del 23J, Díaz ha recalcado que es «muy clara» y quiere un gabinete «más corto», donde estén los mejores. De hecho, ha comentado que es una «política extraña» porque no suele hacer nombramientos por «proximidades ideológicas» sino por especialidades y valía.

Respecto a la polémica por la ausencia de Montero en la candidatura de Sumar, Díaz ha trasladado que no va a revelar las negociaciones internas para el acuerdo de coalición con una quincena de partidos y que el «éxito» de esta confluencia «hay satisfacción» en todas las formaciones.

Preguntada por la diferencia entre el caso de Montero y la renuncia del ministro de Consumo, que comunicó la decisión personal de no optar a repetir como diputado en el Congreso, la líder de Sumar ha insistido en que no va a desvelar las «negociaciones de cómo se va el señor Garzón», para agregar que hay gente a la que tiene «muchísimo agradecimiento» pero no está en las listas.

«En política hay que tomar decisiones, el proyecto de Sumar es un movimiento ciudadano en el que los partidos tienen encaje pero no son el ser de ese movimiento ciudadano. Por tanto, tenemos un programa político ambicioso para nuestro país pero también tenemos una manera de hacer las cosas. Y este es el espíritu de Sumar, es el espíritu de dialogar con el que no piensa como tú, de llegar a acuerdos», ha sentenciado.

De hecho, ha insistido en que no habrá problema en el futuro grupo parlamentario y la relaciones tras los comicios generales, dado que en esa convivencia primará el diálogo, para manifestar que las formaciones políticas «son importantes, pero no tanto».