lunes, 24 junio 2024

La Nueva Fuerza de Trabajo Digital. La Unión de Humanos y Agentes de Inteligencia Artificial Semántica

La nueva era digital ha fomentado una revolución en el lugar de trabajo. Los avances en la inteligencia artificial (IA) y la semántica han llevado a la creación de tecnologías que pueden aumentar a los trabajadores humanos en una variedad de tareas, desde la toma de decisiones hasta la automatización de procesos. Así lo explica la consultora de negocio Kawaru.

Según un informe de McKinsey (2021), se estima que para 2025, el 70 % de las empresas habrán implementado algún tipo de inteligencia artificial en sus operaciones. Esta nueva fuerza laboral, una combinación de habilidades humanas y capacidad de IA, puede redefinir la forma en que se trabaja y se opera.

Toma de decisiones

La IA semántica puede ayudar en la toma de decisiones al proporcionar análisis de datos en tiempo real y precisos, lo que puede generar ideas y sugerencias para tomar decisiones informadas.

Por ejemplo, un banco podría utilizar IA semántica para analizar tendencias en transacciones y detectar posibles fraudes. A través del análisis de millones de transacciones, la IA puede identificar patrones sospechosos que un humano podría pasar por alto. Según Accenture, las empresas que aplican IA en sus procesos de toma de decisiones pueden reducir las instancias de fraude hasta en un 20 %.

Automatización de procesos

La IA semántica puede automatizar tareas rutinarias, liberando a los trabajadores humanos para que se centren en actividades más estratégicas y creativas. En el ámbito de la gestión documental, la IA puede clasificar, organizar y buscar documentos de manera eficiente, ahorrando tiempo y evitando errores humanos.

Por ejemplo, una compañía de seguros podría utilizar la IA semántica para automatizar el procesamiento de reclamos, revisando y categorizando los documentos enviados por los clientes. McKinsey estima que la automatización puede reducir el tiempo de procesamiento de documentos en un 60-80 %.

Búsqueda y análisis de información

La inteligencia artificial semántica puede analizar grandes cantidades de datos no estructurados, como textos, imágenes y vídeos, y extraer información relevante. Esta capacidad es especialmente útil en sectores como el periodismo y la CONFIDENTIAL AND PROPIETARY – © 2023 MMG and/or its affiliates. All rights reserved. investigación, donde es necesario analizar y sintetizar grandes cantidades de información.

Un ejemplo: Un periódico podría utilizar IA semántica para analizar y resumir miles de artículos de noticias en tiempo real para identificar las principales tendencias. Según Deloitte, las herramientas de IA pueden aumentar la eficiencia del análisis de información en un 50% (3)

Generación de informes, reportes y resúmenes

Las herramientas de IA semántica pueden generar informes, reportes y resúmenes automáticamente a partir de datos e información recopilada. Esto puede ser de gran utilidad en áreas como la investigación científica, donde la IA puede resumir los hallazgos de los estudios, permitiendo a los investigadores centrarse más en el diseño y la implementación de experimentos. Como ejemplo, una empresa farmacéutica podría utilizar IA semántica para resumir los resultados de los ensayos clínicos y preparar informes para las autoridades regulatorias. Un estudio de PwC mostró que la IA puede acelerar la generación de informes en un 70%

Atención al cliente

En el sector de servicio al cliente, los agentes de IA semántica pueden responder a preguntas comunes de los clientes, proporcionar recomendaciones y resolver problemas de manera eficiente. Esto puede liberar a los agentes humanos para atender casos más complejos.

Como ejemplo: una web de comercio electrónico podría utilizar IA semántica para responder a preguntas comunes de los clientes y resolver problemas básicos de manera automática. Según IBM, los chatbots de IA pueden resolver hasta un 80% las consultas rutinarias de los clientes, liberando a los agentes humanos para atender casos más complejos

En resumen

La fusión de los trabajadores humanos y la IA semántica está redefiniendo la fuerza laboral digital. Esta combinación tiene el potencial de aumentar la productividad, mejorar la toma de decisiones y liberar a los humanos para que se centren en tareas más estratégicas y creativas. Las organizaciones que adopten esta tendencia probablemente tendrán una ventaja competitiva en el futuro

64b12ec1c9949 Moncloa