sábado, 22 junio 2024

Pere Navarro cree que ver un niño muerto y ensangrentado te conciencia para conducir más despacio

Como cada año, la Dirección General de Tráfico ha sacado su campaña de verano para prevenir y concienciar sobre los accidentes en la carretera. Sin embargo, esta vez Pere Navarro se «ha pasado de frenada» con la publicidad de la DGT, creando una especie de «sexto sentido» que puede ofender no solo a quien haya sufrido un accidente de tráfico, sino también a los familiares de víctimas que hayan fallecido en las carreteras. Así, los spots de 2023 se centran en el consumo de alcohol y de otras sustancias como los principales implicados en los siniestros mortales de tráfico del último año, pero con una narrativa que se aleja de la publicidad y se acerca al mal gusto.

Ya en 2022 decidió que era buena idea sacar un anuncio en el que un coche atropellaba a la concursante de Operación Triunfo Amaia Romero mientras caminaba por una carretera secundaria. Ahora en 2023, Pere Navarro ha ido un paso más allá y ha querido enfatizar en las consecuencias psicológicas que se desprender de causar un accidente de tráfico en el que muera alguna persona. El spot más polémico ha sido el de un niño ensangrentado que está sentado en un sofá, como si fuera el espíritu de un niño fallecido en un accidente, hablando con la mujer causó su muerte por haber bebido antes de conducir. En él, la mujer y el niño mantienen un diálogo sobre cómo ha sido la vida de ella después del accidente, asegurando que «sale en todos sus sueños» y que «antes quería tener hijos, pero ya no».

En la misma línea se desarrollan el resto de spots de la campaña bajo el mensaje: «cuando matas a alguien en la carretera, lo matas todos los días de tu vida», centrando el protagonismo no en el dolor de las víctimas, sino en el después del accidente. Con estos videos hacen una exposición del trauma y del estrés que, en el caso de que lo hayas vivido, puedes terminar sintiéndote ofendido por intentar recrear y banalizar las emociones que se sienten al haber sido responsable de la muerte de alguien en un accidente de tráfico. Pere Navarro se ha arriesgado a darle voz al estrés postraumático, pero con una narrativa más cercana al «Sexto Sentido» que a la realidad que experimentan las personas que se encuentran en esa situación.

La DGT quiere que no abandones la sensación de culpa «todos los días de tu vida»

Con esta campaña, la DGT está castigando al que avanza, al que sale del trauma y del duelo que supone vivir una situación tan horrible como es un accidente mortal de tráfico. La DGT les está recordando que cada día van a tener que acordarse de un hecho traumático y que van a ser acompañados por la persona que «mataron» «todos los días de su vida», asegurándoles un cambio de rumbo vital que no podrán reconducir por «la angustia emocional» y el «autoreproche» que deben sentir por «haber matado» a alguien.

Si ya es duro para una persona vivir una situación como es un accidente mortal, saber que alguien ha fallecido por un error propio y que una familia ha perdido a una persona querida por un accidente en el que tú estabas implicado, la DGT ha llegado este 2023 para recordarte que dan igual los esfuerzos que hagas para salir adelante. Da igual si vas a terapia, si empiezas un tratamiento psiquiátrico, si abandonaste la carrera universitaria -como uno de los personajes de uno de los spot-, porque para la DGT lo que has hecho ha sido «matar» y, por ello, deberás sentir esa angustia «toda la vida», sin poder reconstruir tu vida.

Organizaciones de víctimas en contra de la campaña: «la diseña un homicida»

Desde el otro lado del accidente, las víctimas y familiares de las víctimas han mostrado su rechazo a esta campaña. La organización Stop Accidente le envió a principios de julio una carta a Pere Navarro para mostrar su disconformidad con la publicidad de su Dirección. En ella, aseguran sentirse «desprotegidos» por una “justicia garantista” para el infractor e “impotentes” ante una sociedad “indiferente” con la violencia vial. Además, sobre los videos publicados, Jeanne Picard, delegada de Stop Accidentes en Galicia, asegura que “no dicen que el homicida sufre, que lo va a pasar mal toda su vida y parece que la víctima está casi disculpándolo! Sencillamente en el vídeo sobra la víctima, está muerta”.

En este sentido, El Español publicó un reportaje sobre la opinión de una madre que perdió a su hijo en un accidente de tráfico. En él, la madre asegura que la campaña «la diseña un homicida» y quita importancia a las víctimas. Por tanto, Pere Navarro no ha hecho ningún favor con estos videos, ni a quien sufre el accidente ni a quien lo causa. Por un lado culpa pero también abandona a las víctimas en una campaña que sirve más como thriller de miedo que como método de sensibilización.