8 sorprendentes usos del aceite de oliva extra virgen que no conoces

El aceite de oliva virgen extra es uno de los productos más apreciados de la dieta mediterránea, y su uso no se limita únicamente a la cocina. Durante siglos, el aceite de oliva ha sido utilizado como un producto cosmético natural para los cuidados del cabello y la piel.

Estas propiedades nutritivas y curativas son algo conocidas desde hace mucho tiempo y se están redescubriendo de nuevo en el mundo moderno. A continuación, se presentan algunos de los usos menos conocidos del aceite de oliva extra virgen.

Para mejorar el estado de la piel

Para mejorar el estado de la piel

El aceite de oliva tiene excelentes propiedades hidratantes y nutritivas. Ayuda a hidratar la piel y a mantenerla saludable. Además, también contiene nutrientes que favorecen el rejuvenecimiento de la piel y la protegen de la deshidratación. Se ha demostrado que su uso regular ayuda a reducir las arrugas, tanto en los adultos como en los niños.

El aceite de oliva también es un excelente humectante. Ayuda a mantener la piel suave, hidratada y flexible. También ayuda a reducir la inflamación y los brotes de acné. Esto se debe a su alto contenido en antioxidantes, que ayudan a combatir los radicales libres y los efectos del envejecimiento de la piel.

Por último, el aceite de oliva también ayuda a prevenir las estrías y las manchas de la piel. Esto se debe a su alto contenido en vitamina E, que es un nutriente esencial para la piel. Todas estas propiedades hacen del aceite de oliva un remedio ideal para la piel. Se puede, aplicar directamente sobre la piel para obtener resultados óptimos.