jueves, 30 mayo 2024

Controlar el pH en fertirriego con el uso de bombas dosificadoras

La conductividad del agua es una unidad de medida que determina su capacidad para conducir la electricidad, que aumenta cuando el agua contiene electrolitos, las sales que se disocian al disolverse. Esta característica es importante para determinar la dureza del agua, por lo que ITC ofrece soluciones para diferentes tipos de sectores, remarcando la importancia de conocer en detalle la conductividad del agua.

Especializados en la calidad del agua

ITC es una empresa especializada en la fabricación de bombas dosificadoras y equipos de control de dosificación, con una trayectoria iniciada en el año 1988. Esta se encuentra ampliamente comprometida con la innovación, la calidad y el servicio a sus clientes, por lo que ofrece sistemas de riego que permiten un mayor control y precisión que los sistemas de riego convencionales. Esto posibilita alcanzar un aumento de la productividad, homogenización del abono y optimización del agua, la energía y los fertilizantes, lo cual se traduce en un aumento de productividad con una consecuente reducción de costes.

Por otro lado, las bombas de riego que ofrece ITC garantizan una estabilidad en la obtención de lecturas de EC y pH. Además, reducen el volumen de fertilizantes usados hasta en un 20 % y también permite mediciones y tasas de volumen más precisas.

Desde Barcelona, ITC ha logrado crear una red de distribución global que abarca los cinco continentes y que se compromete con ofrecer servicios ágiles, directos y próximos que logran satisfacer las necesidades de sus clientes. Asimismo, su amplia gama de productos ha convertido a la empresa en una de las referentes a nivel internacional. Esto se debe a que sus bombas dosificadoras, agitadores, controladores y sensores de la calidad del agua permiten cubrir las necesidades de aplicaciones de tratamientos de aguas en depuradoras, plantas de potabilización, paisajismo y agricultura y otros sectores.

La importancia del pH y la conductividad del agua

El agua normal es un disolvente, por lo que contiene sustancias disueltas que se encuentran en forma iónica y poseen un objetivo concreto: ayudar a mejorar la conductividad del agua. De esta manera, es posible conocer la relación entre la cantidad y la conductividad de las sustancias disueltas.

Entre las sustancias que se encuentran en el agua pueden encontrarse: sales y algunas sustancias químicas que pueden descomponerse en iones positivos o negativos que conducen la electricidad del agua. Como consecuencia, la conductividad del agua puede medirse mediante la concentración de iones. Esta característica del agua es especialmente útil en diferentes industrias y procesos de fabricación, ya que mide la pureza del agua.

Por otro lado, conocer el pH del agua de riego es fundamental para determinar su calidad. El pH del agua dice qué tan ácida o alcalina es. Como resultado, sirve como un indicador crucial que permite evaluar la idoneidad del agua utilizada para el riego. De hecho, el agua con un pH bajo tiene el potencial de ser ácida y corrosiva, lo que significa que puede disolver iones metálicos como hierro, manganeso, cobre, plomo y zinc.

Todo esto es posible controlarlo con las bombas dosificadoras que ofrece la empresa ITC.

Gracias a sus amplios conocimientos sobre los equipos de fertirriego, ITC destaca como una excelente alternativa a la hora de adquirir herramientas vinculadas a la distribución y dosificación del agua para procesos industriales.

64c13f1fea363 Moncloa