martes, 18 junio 2024

La Comunidad Valenciana insiste en recibir compensación por la deuda, aunque se remite al Consejo de Política Fiscal

La portavoz del Consell y consellera de Hacienda, Ruth Merino, ha defendido que la reforma del modelo de financiación autonómica y la deuda de la Comunitat Valenciana tienen que abordarse «entre todos» y «cuanto antes» en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), al tiempo que ha señalado que «la compensación puede ser de muchos tipos», que «no depende de esta Conselleria de Hacienda decir cuál es la mejor forma» y que esta «no tiene una propuesta como tal».

Así se ha expresado en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell de este viernes, donde, a preguntas de los medios, Merino ha señalado que, aunque «la semántica puede ser muy variada» sobre si procede realizar una quita de deuda o condonación, «la realidad es una»: que el Consell «ha empezado a trabajar ya por seguir reivindicando la adecuada financiación de esta comunidad».

Merino ha pedido que «no perder de vista lo más importante», porque «el dedo a veces no nos deja ver la luna y lo que tenemos que conseguir es un sistema de financiación autonómica» que sea justo para la Comunitat.

No obstante, ha añadido que «la injusticia» que ha supuesto que durante años la Comunitat Valenciana haya sido la peor financiada se debe «compensar de alguna forma» y «el lugar donde hacerlo y con quien hacerlo es en una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera», que ha pedido que se convoque «cuanto antes». La consellera ha señalado el objetivo de que la Comunitat tenga «credibilidad» para financiarse en los mercados y no tener que recurrir al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

Merino ha indicado que en el CPFF se debe tener en cuenta la parte de la deuda generada por la infrafinanciación, «pero abordándola de una forma seria, y la forma seria no es hacerlo con reuniones bilaterales y a escondidas», o utilizar la financiación «de moneda de cambio» para «conseguir votos» de cara a la investidura, ha reprochado.

Preguntada sobre la fórmula que defiende el Consell para afrontar la deuda generada por la infrafinanciación, ha afirmado que la «compensación puede ser de muchos tipos» y que el Consell «no descarta ninguno». «No somos quién para decirlo. Yo creo que es en el foro del Consejo de Política Fiscal y Financiera donde hay que abordar este tema», ha insistido Merino, que defiende que «la forma más favorable se decida entre todos».

Preguntada por cuál cree, como consellera de Hacienda, que es la mejor manera de compensar la deuda, ha respondido: «Me parece que a nivel de la Conselleria de Hacienda no es donde tenemos que dar la respuesta. Al final, aquí hay informes que están ya sobre la mesa desde hace muchísimo tiempo y todo eso hay que ponerlo en común en el foro adecuado, no en esta Conselleria de Hacienda, que está para gestionar los recursos que tenemos de la forma más eficiente».

Merino ha expresado que «no depende de esta Conselleria de Hacienda decir cuál es la mejor forma de afrontar estos retos, sino en el Consejo de Política Fiscal y Financiera». Ha afirmado que «la Conselleria como tal, no tiene una propuesta» y «nunca la ha tenido como tal». «Lo que tenemos que hacer es ser reivindicativos e insistentes», ha remachado.

«Cuando tengamos una propuesta y vayamos (al CPFF), por supuesto seréis conocedores de ello, pero creo que el momento de tratarlo es allí y no anticiparlo«, ha agregado.

Preguntada por si hay un cálculo sobre qué parte de la deuda se debe condonar o compensar, Merino ha señalado que hay cálculos de diferentes comisiones, pero que la Conselleria no tiene ese cálculo hecho. Sobre si asumen los cálculos previos, ha indicado: «No nos hemos puesto todavía a trabajar en este dema, no es una cuestión de esta Conselleria, sino que es mucho más amplia y abarca muchos más actores que yo creo que hay que tener en cuenta».

Sobre cómo afronta la elaboración de los Presupuestos de la Generalitat y si hay un plan B hasta la compensación de la deuda y la reforma, la portavoz del Consell ha asegurado que las cuentas se «abordarán con rigurosidad y responsabilidad, esperando que las nuevas políticas económicas de este Consell empiecen a dar frutos cuanto antes».

En esa línea, Merino ha indicado que ya se ha puesto «la primera piedra» con la supresión del impuesto de sucesiones y ha señalado que, aunque las medidas no vayan a tener un efecto inmediato, el Consell quiere hacer una comunidad «atractiva fiscalmente y burocráticamente» para las empresas y los profesionales. Una línea de actuación que tendrá una «repercusión positiva» en la economía y las arcas públicas, ha sostenido.

Merino ha señalado la incertidumbre sobre si habrá una repetición electoral, pero ha reiterado el convencimiento de que con un Gobierno de Alberto Núñez Feijóo sería «mucho más fácil la reforma de la financiación.

Merino ha cuestionado que el anterior equipo de gobierno fuera insistente y ha afirmado que recuerda que «vino una ministra del gobierno de Pedro Sánchez que estuvo en Valencia y prácticamente no sabía el problema de financiación que teníamos». Ha apostado por «no dejar de reivindicar, de pelear y de insistir, no de forma tibia, como se ha hecho hasta ahora, sino de forma contundente».

A preguntas sobre si el Consell trabajará para la recuperación del derecho civil valenciano, Merino ha señalado que es «una reivindicación que lleva muchísimo tiempo realizando esta comunidad y, por supuesto, tampoco depende solo de aquí, depende del Gobierno de España».

Ha indicado que es «un tema que se queda atascado siempre» y que se ha intentado introducir este año sin haberse logrado su aprobación. «Abordaremos este tema también porque sabemos que es una reivindicación de la sociedad valenciana y, como no puede ser de otra forma, lo tendremos en cuenta«, ha manifestado.

Por otra parte, preguntada por las expropiaciones de suelo en Cheste (Valencia), su relación con la posible inversión de Tesla, si hay conversaciones con la firma estadounidense y si está barajando también instalarse en Sagunt, Ruth Merino ha admitido que con el anterior Consell «hubo algún tipo de conversación» y ha asegurado que el actual gobierno está «siempre dispuesto a seguir conversaciones con cualquier empresa que pueda atraer inversiones a la Comunitat» y hará «todo lo posible para atraer inversiones estratégicas», manteniendo «las conversaciones necesarias» y dando «todas las facilidades» a las empresas interesadas.

Ha señalado que el gobierno valenciano en este momento está «centrado en agilizar» las obras de la gigafactoría de celdas de baterías de PowerCo (filial de Volkswagen) en Sagunt.