Quemaduras solares: 8 consejos para proteger la piel de los daños del sol

La exposición a los rayos solares sin protección puede resultar en daños y quemaduras solares que pueden ser desde molestias, hasta más graves enfermedades cutáneas. Estos efectos pueden causar, además de dolor, otros trastornos a la salud. Por tal razón, es muy importante el uso de las medidas adecuadas de protección solar para prevenir los daños causados por el sol.

A pesar de los daños que causa el sol, los beneficios de la exposición solar para la salud mental y física también son significativos. La luz del sol es un factor importante para la síntesis de la vitamina D en la piel, la cual es esencial para una buena salud ósea y cardiovascular. Esto significa que la exposición al sol debe ser balanceada con medidas de protección solar que minimicen los efectos nocivos de los rayos ultravioleta.

[/nextpage]

Tipos de rayos ultravioleta (UV) y sus efectos

Tipos de rayos ultravioleta (UV) y sus efectos

Los rayos UV son una parte del espectro electromagnético emitido por el sol. Estos rayos se pueden dividir en dos grupos principales: los rayos UV-A y los rayos UV-B. Los rayos UV-A son los más abundantes, y son el primer paso para el envejecimiento de la piel.

Estos rayos atraviesan la capa de ozono y alcanzan la superficie terrestre, se han relacionado con el desarrollo del cáncer de piel. Los rayos UV-B son menos penetrantes, pero aun así son tóxicos para la piel. Estos son los culpables de las quemaduras solares, así como se conocen comúnmente.