viernes, 14 junio 2024

Urkullu conversará con Feijóo aunque advierte de que la negociación corresponde ahora a los partidos

El Lehendakari, Iñigo Urklullu, ha aceptado mantener este martes una conversación con el presidente del PP y aspirante a ocupar la Moncloa, Alberto Núñez Feijóo, con quien charlará por teléfono, pese a advertir de que la negociación antes del debate de investidura del 26 y 27 de septiembre «corresponde a los partidos» y no a los presidentes de Comunidades autónomas. Además, ha afirmado que «está claro que Vox condiciona la política del PP, sí o sí», y sus principios «chocan radicalmente» con los del PNV y los suyos propios.

En rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, el Lehendakari ha admitido que el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, le escribió este pasado lunes para mantener una charla y se comprometió a hablar con él «no en una reunión, sino una conversación telefónica» este mismo martes, tras la reunión con su Gabinete.

A su juicio, existen tiempos diferentes, uno «el previo al debate de investidura, el 26-27 de septiembre, y otro «el posterior al debate de investidura, si Alberto Muñoz Feijóo es elegido presidente».

«El tiempo previo en el que nos hallamos, creo que corresponde a los partidos políticos. La negociación, en su caso, para la conformación de mayorías, para la elección de presidente y su investidura, no corresponde a los presidentes de comunidades autónomas», ha añadido.

Además, ha apuntado que, si se habla de presidentes de comunidades autónomas, Feijóo «sabe perfectamente que, salvo Cataluña, Canarias y Euskadi», el resto de comunidades autónomas, ciudades autónomas, «están presididas o bien por el PSOE o bien por el propio PP».

Por ello, ha añadido que el aspirante popular a la Moncloa «sabe muy bien cuál es el planteamiento que los presidentes de comunidades autónomas pudieran hacerle». «Creo que sabe muy bien también cuál es el planteamiento que Cataluña le pudiera hacer», ha dicho, a la vez que ha destacado que «tienen el mismo planteamiento de comunidades históricas con las que no lo son».

No obstante, ha asegurado «que, atendiendo a los tiempos», lo «lógico» sería que, si tras las fechas establecidas para su investidura, Alberto Núñez Feijóo es elegido presidente, se produzca una conversación con él en su calidad de Lehendakari» para abordar las cuestiones «que afectan a Euskadi».

«Estamos en el tiempo previo, en el de los partidos políticos. Aún así, pero no me negaré nunca a hablar ni con Alberto Núñez ni con nadie. Es algo que creo que he practicado siempre», ha señalado.

Respecto a la posibilidad de que Núñez Feijóo logre ser elegido presidente, ha advertido de que el Partido Popular «necesita de Vox, que es absolutamente imprescindible».

«Y Vox fija las condiciones. Vox fija las condiciones a pesar de que no forme parte del Gobierno. No podemos olvidar que el PP está gobernando comunidades autónomas y ciudades en coalición con Vox, y que Vox le ha ofrecido el apoyo sin exigirle que esté o forme parte del Gobierno, pero todos sabemos que existen pactos de legislatura, acuerdos políticos para la legislatura, etc», ha añadido.

PP NECESITA A VOX

Iñigo Urkullu cree que «es absolutamente necesario recordar que el Partido Popular necesita de Vox» porque «no tiene más apoyos hasta el momento», de la misma manera que Pedro Sánchez «necesita del apoyo de todo el resto de formaciones políticas, incluidas todas las formaciones políticas nacionalistas». «Cada uno sabrá cómo tiene que jugar sus bazas de cara a la elección de presidente y su investidura», ha manifestado.

No obstante, en lo que respecta al los populares, ha insistido en que «está claro que Vox condiciona la política del Partido Popular». «Sí o sí, la va a condicionar toda la legislatura, porque depende de los votos de Vox, y no tiene más apoyos hasta el momento», ha insistido.

En relación a Euskadi, ha apuntado que la «prioridad» del Gobierno Vasco y la suya, en particular, «es el autogobierno vasco reconocido y singular, es el Concierto Económico, es el cumplimiento del Estatuto». «La posición de Vox en relación a estas cuestiones ha sido clara: cuestiona la Ertzaintza, EiTB, Osakidetza, la educación vasca o el euskera; Cuestiona lo que representa nuestro autogobierno para las políticas propias vascas», ha precisado.

Tras reivindicar dentro del ejercicio de la política «un mínimo de coherencia con los principios ideológico-políticos», ha añadido que, «si los tiene Vox, como los pueda tener el PP», él también los tiene:»abertzale, nacionalista, incluyente y abierto a la verdad. Intento ser coherente con mis principios, y creo que son absolutamente compartidos por el PNV, y chocan radicalmente con los principios ideológicos de Vox, que sustentan o han de sustentar la Presidencia de Alberto Númez Feijóo», ha indicado.

POSTURA PNV

El presidente del Gobierno Vasco ha insistido en que la posición del PNV respecto a un posible apoyo al PP «ha sido muy clara tanto en campaña como también en el tiempo después de las elecciones».

Tras reiterar que esta es una cuestión que no le corresponde como Lehendakari, se ha referido a «determinadas informaciones o comentarios» que «poco o nada de verdad tienen conmigo o con respecto a mí, queriendo jugar determinadas estrategias también en el seno interno del PNV».

Urkullu ha atribuido esas afirmaciones al «interés de parte de cada ámbito del que parten los pronunciamientos». En todo caso, ha recordado que el PNV aboga por la estabilidad y, en este caso, él mismo ha asegurado que la legislatura que se acaba de iniciar es «incierta».

«Si no hay una repetición de elecciones, que creo que muchas y muchos no deseamos, sea cual sea la persona que ostente la responsabilidad de ser presidente, cada uno tiene que valorar quiénes son sus apoyos, esos apoyos que van a ser absolutamente necesarios todos, en todo el momento, salvo que se alcancen pactos de Estado entre formaciones políticas, que en este momento no parece que estén disponibles», ha concluido.