martes, 28 mayo 2024

Vitamina D: 6 beneficios para el sistema inmunológico

Hoy en día, la salud concientización ha aumentado de forma drástica, lo que ha generado mucha información sobre los alimentos que ingerimos, los métodos de ejercicios que practicamos y las formas en las que mejoras nuestra calidad de vida. Una parte importante de estos cambios es tomar consciencia sobre los nutrientes necesarios para nuestro organismo y cómo lograr un salud óptima.

La Vitamina D es uno de esos nutrientes que más se ha estudiado en los últimos años y está profundamente ligada a múltiples áreas de nuestra salud. Por esta razón es importante entender lo que nos aporta el consumo diario de esta vitamina y conocer sus beneficios.

1
¿Qué es la Vitamina D?

La Vitamina D es un nutriente que el organismo produce de forma natural a través de la exposición del sol a nuestra piel, pero también se puede encontrar y obtener por el consumo de algunos alimentos enriquecidos con D. En el organismo, la vitamina D funciona como una hormona y se encuentra presente en órganos como el riñón, el sistema digestivo, la piel, el sistema cardiovascular, entre otros.

La Vitamina D, además de estar relacionada con procesos como el metabolismo mineral de los huesos, también se asocia a otros beneficios a la salud como:

Reducir el riesgo de enfermedades cardíacas. Estudios recientes revelan que el consumo de vitamina D en personas adultas reduce la incidencia de enfermedades cardíacas.

Mejorar el rendimiento físico. Está comprobado que un nivel óptimo de vitamina D en el organismo favorece la resistencia física en actividades deportivas de alto impacto.

Contribuye al desarrollo de los huesos en niños. La vitamina D contribuye al correcto desarrollo y crecimiento de los huesos en los niños. Además, alcanza su nivel máximo durante los primeros años y aumenta la absorción de calcio, que es el mineral más importante para la formación de los huesos.

Antagonistas de las enfermedades de la memoria. Estudios apuntan a que la Vitamina D3 puede proteger la memoria y otras funciones cognitivas en personas adultas mayores.

Ayuda a controlar el colesterol. Se ha visto que el consumo de vitamina D reduce los niveles de colesterol en sangre.

Atrás