De Dallas a Falcon Crest: estas son las telenovelas que más pegaron en España en los 80 y 90

Las décadas de los 80 y 90 fueron un período dorado para la televisión en España. Durante estos años, las telenovelas se convirtieron en un fenómeno cultural, atrayendo a audiencias masivas y dejando una huella imborrable en la memoria colectiva de la sociedad española. En este artículo, exploraremos las telenovelas más vistas en España durante estos dos emocionantes decenios y el impacto que tuvieron en la cultura popular.

Las telenovelas, originarias de América Latina, comenzaron a ganar popularidad en España en la década de 1980. Estos programas dramáticos de larga duración se destacaban por sus tramas emocionantes, personajes entrañables y un estilo visual único. La audiencia española rápidamente se enamoró de estas producciones que ofrecían romance, intriga y pasión en abundancia.

Uno de los factores que contribuyó al éxito de las telenovelas en España fue la transición a la democracia que vivía el país. La apertura a la cultura internacional y la expansión de la televisión por cable permitieron que una variedad de programas extranjeros, incluidas las telenovelas, llegaran a los hogares españoles. Esto abrió una puerta a un mundo lleno de historias apasionantes y personajes cautivadores que rápidamente se convirtieron en parte integral de la vida cotidiana de los españoles.

«Dallas» (1978-1991)

dallas teleserie novela fotos 1 Moncloa

«Dallas» es quizás la telenovela más emblemática de la década de 1980. Creada por David Jacobs, la serie se centra en los Ewing, una adinerada familia de Texas dueña de un imperio petrolero. El núcleo de la trama gira en torno a las luchas de poder entre los miembros de la familia y, en particular, entre los hermanos J.R. y Bobby Ewing.

El personaje de J.R. Ewing, interpretado por Larry Hagman, se convirtió en uno de los villanos más icónicos de la televisión. Su implacable búsqueda de poder y riqueza, así como sus maquinaciones para mantener el control de la compañía y su familia, mantuvieron a los espectadores pegados a sus pantallas. El famoso episodio «¿Quién disparó a J.R.?» se convirtió en un evento televisivo que dejó a la audiencia ansiosa por respuestas.

«Dallas» no solo se centraba en la intriga empresarial y familiar, sino que también abordaba temas sociales, como la avaricia y la corrupción. La serie fue un fenómeno cultural y definió una era en la televisión estadounidense, estableciendo un estándar para futuras telenovelas.