Toda la verdad de Mohamed VI que se oculta en Marruecos

El ascenso al trono de Mohamed VI de Marruecos en 1999 marcó un punto de inflexión importante en la historia del país, especialmente en comparación con el reinado de su padre, el Rey Hassan II. Mohamed VI se presentó como un monarca modernizador y durante sus casi 19 años de reinado ha implementado ciertas reformas económicas y sociales en Marruecos. Su enfoque más liberal y progresista generó cierta controversia, especialmente en lo que respecta a la sucesión al trono.

De hecho, el sector más conservador de la sociedad prefería a su hermano menor, Mulay Rashid, precisamente porque veían a Mohamed VI como un líder demasiado liberal y moderno. Pero independientemente de sus tendencias políticas, la realidad es que en los últimos años, las polémicas y los rumores en torno a la vida del monarca han conseguido incluso traspasar el rígido hermetismo de la prensa marroquí en todo lo que se refiere al rey.

EL PASADO VIOLENTO DEL AMIGO DEL REY

amigo Moncloa

Pero la controversia va más allá de una posible homosexualidad. En abril pasado, la atención sobre la relación del Rey con los Azaitar volvió a agitar las élites marroquíes una publicación respetable como The Economist lanzó algunos datos alarmantes sobre esta amistad. El artículo recordaba el pasado criminal de Abu Bakr, quien fue condenado a los 17 años en Alemania por un violento ataque a un hombre de negocios, al que roció con gasolina y robó su automóvil.

El asunto de los Azaitar se ha vuelto tan crítico que la prensa, que generalmente muestra deferencia, ahora se siente libre para abordarlo de manera directa. Como señaló el Financial Times, el periódico digital Hespress ha descrito a los Azaitar como «una bomba de tiempo» que podría estallar en el rostro de los marroquíes, debido a la influencia que están ejerciendo sobre el monarca.