Alimentación sana: 10 claves para reducir la ingesta de procesados

Cada vez son más las personas que deciden adoptar una dieta basada en alimentos saludables y naturales. La comida procesada se ha convertido en el enemigo a derrotar para conseguir una mejora en nuestra salud.

Practicar una alimentación natural, a través de los alimentos que nos ofrece la naturaleza, tiene enormes beneficios para nuestro organismo. Pero, ¿dónde empezar? Estas son algunas de las claves para conseguir poner en marcha una alimentación saludable y natural.

Empieza por la compra

Empieza por la compra

La primera recomendación es comenzar desde la compra. En la actualidad, los supermercados ofrecen una gran variedad de alimentos procesados con una cantidad totalmente abrumadora de conservantes, colorantes y edulcorantes. Esta clase de alimentos son una alternativa muy tentadora gracias a su palatabilidad y a su larga duración una vez abiertos. Sin embargo, mantener una alimentación saludable implica elegir alimentos frescos, naturales y sin procesar.

En primer lugar, opta por los alimentos frescos y ricos en nutrientes como la fruta o la verdura. Siempre es mejor comprarla de temporada para asegurar la mejor calidad alimenticia. Cuando preparas la lista de la compra, excluye la comida procesada y con ella una elevada cantidad de conservantes, subproductos y grasas saturadas presentes en ciertas clases de alimentos.

Otra ventaja de comprar alimentos naturales es que son mucho más económicos en comparación con los alimentos procesados. De esta manera, una compra saludable con alimentos naturales supondrá una inversión mucho menor en tu economía.