martes, 28 mayo 2024

Palmitoiletanolamida (PEA): Tratamiento del dolor y antiinflamatorio natural, según los Estudios Dra. Levi

/COMUNICAE/

shutterstock 521 Moncloa

La palmitoiletanolamida (PEA) se destaca en medicina como opción para tratar el dolor neuropático y como antiinflamatorio. Esta sustancia potencia las respuestas antiinflamatorias del cuerpo. La investigación sobre PEA fue liderada por la Dra. Rita Levi Montalcini, laureada con el Nobel, quien resaltó su efectividad contra el dolor. Su uso junto a terapias convencionales mejora la calidad de vida de pacientes y con mínimos efectos secundarios

El cuerpo humano tiene mecanismos propios para abordar el daño o la inflamación, y uno de esos mecanismos es la producción de palmitoiletanolamida (PEA), una amida endógena de ácido graso. Esta sustancia, generada de forma natural por las células, desempeña roles esenciales en vías moleculares reparadoras.

La PEA participa en diversas funciones fisiológicas, particularmente en la percepción del dolor. Su papel es esencial dentro del sistema endocanabinoide, ya que potencia la anandamida (AEA) —uno de los cannabinoides producidos por el cuerpo humano— y limita la enzima responsable de su descomposición. Así, la PEA tiene influencia indirecta en los receptores cannabinoides que, combinada con aceite de cáñamo, potencia sus efectos disminuyendo el dolor.

Cabe destacar en el mercado el PEA palmitoiletanolamida de 120 cápsulas de la marca CANNABITE por sus altas dosis de PEA y la combinación con aceite de cáñamo, que le confieren unas propiedades inmejorables.

¿Qué beneficios brinda la Palmitoiletanolamida al organismo?
Esta molécula es clave en la regulación de la inflamación, al reprimir la actividad de genes que impulsan la inflamación y al promover la producción de agentes antiinflamatorios internos. Además, aporta beneficios a nivel del cerebro, como la protección neuronal y la reducción de la actividad convulsiva.

La PEA ha demostrado ser efectiva en el manejo de inflamaciones crónicas, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y analgésicas que actúan sobre el sistema inmunológico, modificando la función de las citoquinas inflamatorias.

A pesar de que su aplicación terapéutica es un campo de estudio reciente, hay una creciente base de evidencia que respalda su eficacia, especialmente en el dolor neuropático, como la ciática. También es efectiva para la fibromialgia. La PEA es apreciada por ser un recurso natural con mínimos efectos secundarios. Además la Palmitoiletanolamida PEA es mucho más efectiva que la afamada Curcuma.

Historia de la PEA
Rita Levi Montalcini, laureada con el Nobel de Medicina en 1986, quien esclareció su funcionamiento. La Dra. Levi-Montalcini identificó cómo la PEA modula el comportamiento de las células no neuronales, esenciales para la protección del sistema nervioso.

Hoy día, la PEA se presenta como un suplemento emergente y prometedor en el tratamiento del dolor crónico, gracias a su escasa presencia de efectos adversos.

Aplicaciones de la Palmitoiletanolamida
Se emplea como suplemento debido a su presencia en el organismo, y la PEA ofrece beneficios notables en el control del dolor neuroinflamatorio. Es útil en afecciones que causan inflamación y dolor persistente, ofreciendo alivio y mitigando la inflamación. Su perfil de seguridad es favorable, con pocos efectos secundarios.

En el ámbito del dolor crónico, la PEA ha demostrado ser una herramienta valiosa, superando a muchos analgésicos convencionales en términos de eficacia. También se utiliza en enfermedades autoinmunitarias e inflamatorias, como la artritis, fibromialgia y en dolores neuropáticos, como el síndrome del túnel carpiano o la esclerosis múltiple.

Perspectivas sobre la PEA y su combinación con aceite de cáñamo
El uso de la PEA ha ganado importancia, especialmente como una alternativa al cannabis en tratamientos del dolor neuropático. Sin embargo, es vital comprender que no es una solución única. Su efecto puede tardar entre 4 y 6 semanas en manifestarse. Además, se ha observado que cuando se combina con aceite de cáñamo, esta sinergia potencia sus beneficios, posiblemente debido a la amplia gama de cannabinoides y terpenos presentes en el aceite de cáñamo. En este sentido recomendamos comprar  PEA Palmitoiletanolamida de la marca Cannabite que combina los dos, PEA y aceite de cáñamo.

Aunque la PEA es un excelente complemento, no reemplaza por completo las terapias tradicionales para el manejo del dolor. Su uso se integra frecuentemente como tratamiento complementario, con el objetivo de mejorar la calidad de vida del paciente, utilizando un método menos invasivo y con menores efectos secundarios.

Fuente Comunicae

notificaLectura Moncloa