Endulza tus postres con esta increíble receta de flan casero

En el mundo de la repostería, pocos postres pueden rivalizar con la seductora simplicidad y el sabor inigualable de un buen flan casero. Este dulce clásico, apreciado en todo el mundo, es la combinación perfecta de textura sedosa y caramelo dorado.

En este artículo, te llevaré a un viaje culinario donde descubrirás todos los secretos para preparar un flan casero que endulzará tu paladar y conquistará tu corazón.

Historia y origen del flan:

20200713 103223 1600x778 1 Moncloa

Antes de sumergirnos en la deliciosa receta de flan, es intrigante conocer un poco sobre su historia y origen. Aunque muchas culturas han contribuido a su evolución, el flan se considera uno de los postres más antiguos, con raíces que se remontan a la antigua Roma y Mesopotamia.

El flan llegó a España durante la época de la dominación romana y se convirtió en una delicia muy popular en la península ibérica. Con el tiempo, los colonizadores españoles llevaron esta receta a América Latina, donde se fusionó con ingredientes autóctonos y creó una variedad de versiones únicas de flan.