El presidente del BBVA declara mañana como testigo en la Audiencia Nacional por el ‘caso Villarejo’

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón que investiga los encargos realizados por el BBVA al comisario jubilado José Manuel Villarejo tomará declaración en calidad de testigo este lunes al actual presidente de la entidad, Carlos Torres.

En un auto del titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, al que tuvo acceso Europa Press, el magistrado acogía con esta citación la petición de la Fiscalía Anticorrupción y razonaba que para esta pieza separada del ‘caso Villarejo’ «es especialmente relevante conocer si funcionaron los mecanismos de control corporativo, a efectos de determinar la existencia de una efectiva cultura de cumplimiento normativo, en aras a esclarecer su responsabilidad penal» –del banco–.

Y dado que consta que la entidad ha aportado las actas del Comité de Assurance Corporative del BBVA –órgano designado responsable de la responsabilidad penal de la persona jurídica– «resulta evidente la necesidad de poder interrogar a Carlos Torres», presidente de ese comité y también presidente de la entidad, en calidad de testigo.

El juez añadía a esto que la declaración de Torres se acordaba después de que no hubiera sido posible recabar la declaración de María Jesús Arribas de Paz, directora global jurídica de la entidad y la persona que reportaba al comité lo que se iba realizando en la entidad, ya que «se acogió a su derecho a no declarar por voluntad propia».

Por eso, indicaba que era «preciso interesar la citación como testigo de Torres, a fin de poder delimitar la existencia de una verdadera cultura de cumplimiento normativo en la entidad que pudiera eximir de responsabilidad penal a la misma».

LA ESTRATEGIA DE BBVA

Cabe recordar que el BBVA recurrió la decisión del magistrado de llamar a sede judicial a la propia Arribas de Paz. El BBVA, en concreto, alegaba que su declaración podría vulnerar el deber de secreto profesional y el privilegio abogado cliente, además del derecho de defensa de la propia entidad.

Y es que, a juicio de BBVA, esta citación buscaba obligar a Arribas de Paz a declarar «en calidad de testigo sobre hechos de los que ha tenido conocimiento única y exclusivamente por su labor, como profesional de la abogacía y como abogada interna de la entidad». Tras hacerse pública la citación, fuentes de la entidad señalaron a Europa Press que el presidente del BBVA acudirá a la sede judicial «con total normalidad».

Con este recurso el BBVA quiso poner punto final a cinco años de investigación por el caso Villarejo. El banco recurrió una de las últimas decisiones del magistrado Manuel García Castellón de prorrogar la instrucción medio año más, al considerar que está agotada, y que dilatar esta causa sobre los contratos con Cenyt va a convertir la investigación en «prospectiva».

El BBVA, imputado como persona jurídica, sostiene que no hay motivos de peso para prorrogar la pieza novena del procedimiento. La misma le ha posicionado como uno de los clientes VIP del comisario jubilado, a cuya empresa Cenyt abonaron 10,23 millones de euros por estos encargos entre 2004 y 2017. En esta pieza separada 9 de la macrocausa ‘Tándem’, tanto BBVA como su expresidente Francisco González están imputados. Se investigan los servicios contratados por el banco a CENYT –empresa de Villarejo–.

Ya el pasado mes de julio, la Fiscalía Anticorrupción presentó un escrito en el que destacaba el «alto grado de conocimiento» de Torres Vila sobre la relación entre la entidad y Cenyt, empresa vinculada al excomisario, y aludía a la posibilidad de que este declarara en la causa. Mañana Torres acudirá a declara en un caso que seguirá dando vueltas por los tribunales españoles una temporada más.