miércoles, 29 mayo 2024

Sampere, fabricación vajillas artesanales y sostenibles

A la hora de escoger una vajilla perfecta, la artesanía ha venido recobrando un valor especial. La sostenibilidad es el tema de moda y el ámbito del menaje no escapa de sus dominios.

Por este motivo, han surgido firmas y empresas especializadas en este tipo de artículos, con una filosofía basada en el cuidado del entorno a través del reciclaje y la creación a mano.

En este sentido, destaca Sampere como una empresa dedicada a la fabricación de vajillas artesanales y sostenibles. Cada uno de sus productos es elaborado con los mejores materiales y una gran dosis de pasión, con el objetivo de ofrecer piezas únicas y de alta calidad.

Una compañía con consciencia medioambiental

La filosofía de Sampere se basa en el respeto por el medio y el compromiso con la sostenibilidad. Es por eso que en sus procesos de producción utilizan materias primas naturales y biodegradables. Esta elección de materiales sostenibles no solo es beneficiosa para el entorno, sino también para la salud de los usuarios de las vajillas. La razón de eso es que resultan productos libres de sustancias tóxicas, por lo que son seguras para el consumo de alimentos. Esto es especialmente importante en un mundo donde cada vez más personas se preocupan por su salud y buscan alternativas seguras y naturales.

La firma destaca por su profunda conexión con el Mediterráneo. Encuentra su inspiración en los colores, las formas y los paisajes de la zona, lo cual se ve reflejado en cada una de las piezas que producen. Emplean desde los tonos azules del mar hasta los ocres de la tierra, dando como resultado vajillas que transmiten calidez y belleza.

Proceso de fabricación de las vajillas artesanales

El proceso de elaboración de estos productos es artesanal y completamente tradicional. Cada paso es llevado a cabo con meticulosidad y dedicación, garantizando un excelente resultado final. Primero, preparan el gres, un tipo de arcilla de alta calidad y resistencia. Después, moldean cada pieza a mano, dándole forma y características únicas. A continuación, realizan un pulido minucioso para suavizar cualquier irregularidad de la superficie.

Una vez que las piezas están listas, pasan por un proceso de secado y horneado. Esta etapa es fundamental para garantizar la resistencia y durabilidad de las vajillas. Posterior a esto, proceden a esmaltar cada una de ellas, empleando materiales de alta calidad y respetuosos con el ambiente. Tras una segunda cocción en el horno, las piezas se alisan cuidadosamente para asegurar un acabado perfecto y agradable al tacto.

Sampere es un claro ejemplo de cómo es posible combinar la tradición, la pasión y la sostenibilidad en un producto de alta calidad. Sus vajillas artesanales inspiradas en el Mediterráneo no solo transmiten belleza estética, sino también los valores y principios en los que se basa la compañía. 

652eb716c4aeb Moncloa