jueves, 30 mayo 2024

Grupo Legal Gebeloff sobre cómo hacer frente a un impago o impagado

Las importaciones de bienes o servicios desde países latinoamericanos a Estados Unidos, en los últimos años, han crecido significativamente.

Ahora bien, estas transacciones comerciales no están libres de dificultades o inconvenientes. En este sentido, uno de los problemas más frecuentes es que se produzca un impago o impagado.

Con respecto a esto, los expertos del despacho Grupo Legal Gebeloff aclaran que, por más que estas palabras suenen similares, pueden aludir a distintas cuestiones. En particular, un impago de facturas es cuando una transacción comercial no se ha pagado y el tiempo estipulado para hacerlo ha expirado. A su vez, el término impagado alude al dueño de una factura adeudada, tenga o no certeza sobre si esa obligación va a ser pagada en su totalidad en el futuro.

Las consecuencias del impago de facturas

En primer lugar, las facturas que no se han pagado pueden generar un interés de mora que el acreedor o dueño de la deuda tiene derecho a exigir. Además, el acreedor también puede exigir una indemnización adicional por los costes del cobro. Este total es un porcentaje sobre la totalidad de la deuda que debe resarcir los esfuerzos invertidos en la gestión del cobro.

Por otra parte, el vendedor puede mantener la propiedad de los bienes en caso de que la totalidad de la deuda no sea cancelada. Lo mismo sucede si se han pactado depósitos o garantías prendarias al negociar inicialmente.

Si bien los especialistas de Grupo Legal Gebeloff afirman que no hay un método 100 % eficiente para evitar los impagos, es importante hacer una investigación previa sobre el cliente antes de establecer una relación contractual. Además, existen recursos que contribuyen a llevar adelante procesos de control diario, como por ejemplo los softwares automatizados que sirven para saber qué deuda está por vencer.

Los derechos de un impagado

En primer lugar, un impagado tiene derecho a reclamar el cobro del dinero adeudado a través de distintos medios como notificaciones por correo electrónico, fax, llamadas telefónicas, cartas de cobro o cartas de solicitud de pago, entre otras. Si no hay respuesta es posible acudir, con el apoyo de un abogado, a un tribunal para interponer una demanda.

En estos casos, los abogados de Grupo Legal Gebeloff recomiendan dejar de lado los enfados u otras emociones y considerar fríamente las estrategias posibles para que el pago se pueda concretar. A propósito de esto, en algunos casos una acción sencilla como cambiar el método de pago puede servir para destrabar la situación. Otra opción es ofrecer planes de pago.

A través de Grupo Legal Gebeloff es posible acceder a especialistas en deudas para aclarar cualquier tipo de duda sobre un impago o impagado y llevar adelante las acciones correspondientes para encontrar una solución.

652eb6d9e1942 Moncloa