viernes, 31 mayo 2024

Pruébala porque es un delicia: sopa de calabaza al estilo Joan Roca

En este artículo, te presentamos una receta maravillosa de sopa de calabaza de Joan Roca, una forma única de disfrutar de esta nutritiva hortaliza, distinta de las típicas cremas.

Esta receta de escudella de calabaza o sopa de calabaza es una joya que se encuentra en el recomendable libro «Cocina Madre», donde Joan Roca comparte secretos culinarios de su familia. Esta sopa es saludable pero satisfactoria, enriquecida con arroz y fideos, lo que la convierte en un plato único perfecto. En este artículo, te guiaremos a través de su sencilla preparación y compartiremos consejos para hacer que tu experiencia culinaria sea aún más gratificante.

El placer de lo sencillo: ingredientes y preparación

Ingredientes (Para 4 personas)

  • 1 litro de caldo de pollo
  • 500 g de calabaza cortada y pelada
  • 75 g de fideos gruesos
  • 15 g de arroz redondo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal

Pasos para preparar la Sopa de Calabaza:

Paso 1: Preparando el Caldo

  • Para esta sopa, comenzaremos con la base fundamental: un sabroso caldo de pollo casero. En «Cocina Madre», Joan Roca comparte una receta que incluye huesos de ternera, jamón, carcasas de pollo, cebolla, puerro, zanahoria y nabo. Sin embargo, puedes utilizar tu receta de caldo preferida o incluso una versión enlatada de alta calidad. La elección es tuya.

Paso 2: Preparando la Calabaza

  • Luego, procedemos a pelar y cortar la calabaza en dados medianos. En una cazuela, la rehogamos brevemente con aceite de oliva. Este paso resalta el sabor de la calabaza y añade una nota de suavidad a la sopa.

Paso 3: Cocinando la Sopa

  • Una vez que la calabaza está dorada, la incorporamos al caldo caliente y cocinamos durante cinco minutos. Esto permite que los sabores se mezclen y la calabaza se cocine a la perfección en el caldo fragante.
  • A continuación, añadimos el arroz y los fideos a la cazuela, y continuamos cocinando hasta que estén tiernos y la sopa haya alcanzado su plenitud de sabor, lo que generalmente toma unos 15 minutos. La textura de esta sopa es equilibrada, con un toque de cremosidad de la calabaza y la satisfacción de los fideos y el arroz.

Disfrutando de la Sopa de Calabaza: Esta sopa es sumamente versátil y puede servirse como plato único, acompañada de pan crujiente. También puede formar parte de una comida más copiosa, como preludio de un plato principal más ligero, como un pescado a la plancha.

Además, es una excelente opción para llevar en un táper si deseas disfrutar de una comida casera en el trabajo o en cualquier lugar. Sin embargo, ten en cuenta que esta sopa no se congela bien debido a la presencia de arroz y fideos, por lo que es mejor consumirla fresca.

73 image web Moncloa

Ampliando los Sabores de la Sopa de Calabaza

Ahora que hemos dominado la receta básica de la sopa de calabaza, es el momento perfecto para explorar algunas variaciones y complementos que pueden enriquecer aún más esta deliciosa creación culinaria.

1. Hierbas frescas y especias: Una forma sencilla de darle un giro a la sopa de calabaza es mediante la adición de hierbas frescas y especias. Un toque de cilantro fresco picado o albahaca puede añadir un contraste refrescante a la cremosidad de la calabaza. Las especias como la nuez moscada, el comino o la cúrcuma pueden introducir una dimensión aromática adicional, elevando el sabor de la sopa a un nivel superior.

2. Queso y nueces: Si deseas darle un toque de lujo a tu sopa de calabaza, considera agregar queso rallado en la parte superior antes de servir. El queso de cabra, el queso parmesano o el queso cheddar añaden un contraste salado y cremoso que complementa maravillosamente la dulzura de la calabaza. También puedes espolvorear nueces tostadas picadas por encima para un crujido agradable y un sabor adicional.

3. Panceta crujiente: La panceta crujiente es un ingrediente que a menudo se pasa por alto en la sopa de calabaza, pero su sabor salado y su textura crujiente pueden ser el equilibrio perfecto para la suavidad de la calabaza. Simplemente fría tiras de panceta hasta que estén crujientes y úsala como adorno sobre la sopa antes de servir. ¡Te sorprenderá lo bien que combina!

4. Crema agria o yogur: Si buscas una opción más saludable en lugar del queso, puedes añadir una cucharada de crema agria o yogur griego en la sopa justo antes de servir. Esto aportará un toque de acidez y cremosidad que realzará la calabaza sin agregar muchas calorías.

5. Caldo de verduras: Si prefieres una versión vegetariana de la sopa de calabaza, puedes reemplazar el caldo de pollo por caldo de verduras. Este cambio no solo la hace apta para vegetarianos, sino que también resalta el sabor natural de la calabaza y las verduras en la sopa.

6. Mantequilla de calabaza: Otra opción es incorporar una mantequilla de calabaza casera. Para hacerlo, simplemente asa la calabaza con mantequilla y hierbas hasta que esté tierna, luego mezcla todo para obtener una mantequilla de calabaza cremosa. Esta mantequilla se puede agregar a la sopa para un impulso extra de sabor a calabaza.

7. Acompañamientos creativos: ¿Qué tal servir la sopa de calabaza en un panecillo hueco? Corta la parte superior de un panecillo redondo, quita el interior y sírvela en el pan con un poco de queso fundido por encima. Otra opción es servirla con crujientes crutones de pan y un toque de aceite de oliva extra virgen.

Satisfacción gastronómica

La sopa de calabaza es un plato versátil y delicioso que puede disfrutarse de muchas maneras. Desde los ingredientes básicos hasta las variaciones y complementos mencionados, hay infinitas formas de personalizar y saborear este manjar reconfortante. Ya sea que busques una comida sencilla para recuperarte de las festividades o quieras impresionar a tus invitados con una sopa gourmet, la sopa de calabaza siempre es una elección sabia.

Joan Roca, con su receta de escudella de calabaza, nos recuerda que la cocina tradicional puede ser tanto saludable como deliciosa. Esta sopa es una muestra perfecta de cómo los ingredientes simples pueden dar lugar a un plato complejo en sabor y satisfacción. Al final del día, la sopa de calabaza es una celebración de la calabaza, una hortaliza versátil que merece un lugar especial en nuestra mesa.

Así que la próxima vez que te encuentres con una calabaza en tu cocina, no dudes en convertirla en una deliciosa sopa. Experimenta con diferentes ingredientes y sabores para hacer tu versión única de este plato reconfortante. Ya sea que la disfrutes como plato único o como acompañamiento, la sopa de calabaza seguramente se convertirá en un elemento imprescindible en tu repertorio culinario. ¡Esperamos que esta guía te inspire a preparar y saborear esta maravillosa creación culinaria en todas sus formas!