martes, 28 mayo 2024

Enumeración de las claves para seleccionar azulejos para suelos de ducha, por Duritti Cerámica

Cuando una persona decide renovar su baño completamente, no se puede pasar por alto la elección de los azulejos para el suelo de la ducha.

Sin embargo, para saber cuáles son los más adecuados es necesario saber algunas cosas que son fundamentales. Esto es precisamente lo que se explicará más detalladamente a continuación.

Aspectos técnicos claves a tener en cuenta

Antes de sumergirse en el mundo de los azulejos, es esencial comprender los aspectos técnicos clave. Los acabados antideslizantes y los grados de absorción son elementos cruciales, según las normas sobre suelos cerámicos para duchas. Conocer estos detalles ayuda a garantizar la seguridad y durabilidad de la ducha.

Los azulejos son muy importantes para garantizar la seguridad de las personas a la hora de ducharse. En consecuencia, hay que tener en cuenta aspectos como su capacidad de absorción de agua, es decir, los azulejos elegidos tienen que tener un grado de absorción máximo de 0,5 %, según la norma ISO 13006. Este valor garantiza que sean resistentes a la humedad y evita problemas de filtración.

Otro de los aspectos a considerar es su resistencia al deslizamiento con pies descalzos. Para ello, hay que tener en cuenta la norma DIN 51097: 1997. Esta establece que para zonas de ducha, los azulejos deben tener un valor de resistencia clase B. De esta forma, es posible asegurar un agarre suficiente y prevenir resbalones peligrosos.

También hay que tener en cuenta la norma DIN 51130: 2014, que indica que se deben elegir azulejos con un grado de resistencia R12, para un excelente agarre en condiciones húmedas. Sin embargo, son más difíciles de fregar a la hora de limpiarlos.

Azulejos para suelos de ducha: una guía fácil

La planificación es esencial. Antes de empezar la selección de azulejos, hay que asegurarse de tener una planificación sólida. Esto incluye planificar una pequeña inclinación hacia el desagüe para evitar el agua estancada y considerar el sistema de evacuación, como el desagüe tradicional o tipo canaleta.

En segundo lugar, hay que mantener una superficie limpia, saneada y lista para recibir los azulejos. La ubicación del sumidero también es importante; lo común es ubicarlo en el centro. No obstante, siempre es ideal consultar al albañil para saber qué es más conveniente.

Por otro lado, hay que adquirir azulejos ideales para la ducha, que tengan características como resistencia al deslizamiento y poca retención de agua, como los porcelánicos.

Por último, no hay que olvidar los adhesivos y el rejunte. Deben ser materiales de calidad que sean adecuados para su uso en la zona de la ducha. Estos materiales dependen de si instalas gresite o del tipo de azulejo. 

En conclusión, para que todo salga perfecto, lo mejor es consultar a un experto en reformas, ya que la distribución de un baño, así como la ubicación del desagüe son puntos críticos a la hora de planificar una reforma de baño. Hay que preguntar las ventajas y desventajas de escoger un azulejo grande o pequeño. No todos los alicatadores tienen las mismas habilidades y hacer muchos recortes en el azulejo puede afectar al diseño final. No obstante, siguiendo estos simples pasos la tarea es más sencilla. Además, siempre se puede consultar a expertos como los de Duritti Cerámica para recibir una asesoría profesional.

653f71dacbaf5 Moncloa