Cocina unos espaguetis a la parmesana en menos de 15 minutos

Si eres amante de la comida italiana, seguramente has disfrutado de un buen plato de espaguetis a la parmesana en algún momento. Una receta tan conocida como la lasaña clásica o los macarrones a la boloñesa. Esta receta clásica es conocida por su deliciosa combinación de sabores, con la cremosidad del queso parmesano y la suavidad de la pasta. Sin embargo, a veces no tenemos todo el tiempo del mundo para cocinar una comida elaborada. Es por eso que en este blog, te enseñaremos cómo preparar unos espaguetis a la parmesana en menos de 15 minutos sin sacrificar el sabor y la textura que amas.

La belleza de esta receta de espaguetis a la parmesana es que puedes prepararla en un abrir y cerrar de ojos sin comprometer el sabor ni la calidad del plato. A continuación, desglosaremos los pasos en más detalle y te ofreceremos consejos adicionales para asegurarte de que cada bocado sea absolutamente delicioso.

Paso 1: Cocina los Espaguetis

281 espaguetis al parmesano mantequilla y pimienta negra Moncloa

El primer paso crucial para esta receta es cocinar los espaguetis adecuadamente. Utiliza una olla lo suficientemente grande y llena de agua, añade una generosa pizca de sal y lleva el agua a ebullición. La sal es esencial para sazonar la pasta mientras se cocina. Cuando el agua hierva, añade los espaguetis y revuelve para evitar que se peguen. Cocina los espaguetis hasta que estén «al dente», lo que significa que están cocidos pero aún tienen una ligera resistencia al morder. Esto generalmente toma de 8 a 10 minutos, pero consulta las instrucciones del paquete para obtener un tiempo específico.

Paso 2: Prepara la Salsa de Crema de Ajo y Parmesano

Mientras los espaguetis se cocinan, puedes trabajar en la deliciosa salsa de crema de ajo y parmesano. En una sartén grande, derrite la mantequilla a fuego medio. La mantequilla aportará una riqueza y sabor inigualables a la salsa.

A continuación, agrega los dientes de ajo picados y saltea durante aproximadamente 2 minutos o hasta que el ajo esté fragante y comience a dorarse ligeramente. El aroma del ajo cocinado añadirá un toque de profundidad a la salsa.