martes, 28 mayo 2024

Juzgan en Palma a un hombre por maltratar a su expareja y violar a la compañera de piso de ambos

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares celebra este lunes (10.00 horas) el juicio contra un hombre acusado de maltratar a su expareja, con quien convivía, y agredir sexualmente a la compañera de piso de ambos, que intervino en un momento en que el procesado estaba golpeando a la primera.

Según el escrito del fiscal, al menos desde verano y hasta octubre de 2022, a sabiendas de tener una orden de alejamiento hacia su expareja, el procesado reanudó la convivencia con la misma.

El 13 de octubre, la víctima le comunicó al procesado su intención de finalizar la relación, a lo que el varón reaccionó amenazando de muerte y golpeando a la mujer, propinándole tirones de pelo, bofetadas y mordiscos, o agarrándola del cuello, hasta que una tercera, que también convivía en el domicilio, intervino.

Entonces, el acusado se dirigió a ambas y con intención de intimidarlas les dijo que si denunciaban las mataría. Seguidamente, lejos de abandonar la vivienda, continuó en la misma, ejerciendo sobre su expareja una situación de control, con total desprecio hacia ella, intentando mantener la relación, según el fiscal.

El 17 de octubre de 2022, tras una discusión por estos motivos y aprovechando que la otra chica que vivía en el domicilio se había metido en la cama, el procesado se metió en la cama con esta última y, pese a su negativa, se quitó la ropa, la agarró del cuello y la violó.

El Ministerio Público considera los hechos constitutivos de un delito de agresión sexual, un delito de maltrato en el ámbito familiar, un delito de quebrantamiento y dos delitos de amenazas.

Por el primero pide para el hombre 12 años de prisión, seis años de libertad vigilada, la inhabilitación especial para ejercer cualquier profesión que conlleve contacto directo con menores por un tiempo de 20 años, y la prohibición de acercarse o comunicarse con la víctima por un tiempo de 17 años.

Por el delito de lesiones pide un año de prisión, la privación del derecho a la tenencia de armas durante tres años y la prohibición de acercarse o comunicarse con la víctima durante un periodo de tres años.

Igualmente, por los dos delitos de amenazas pide tres años y medio de prisión y la prohibición de acercarse o comunicarse con ambas durante tres años.

Finalmente, por el delito de quebrantamiento interesa una condena de prisión por un tiempo de un año para el hombre.

Además, Fiscalía solicita que una de las víctimas sea indemnizada en la cantidad de 10.000 euros por los daños morales causados.