Trucos que funcionan para calmar los ataques de tos

Entre los numerosos sonidos que acompañan al otoño, la tos resulta ser uno de los más comunes. En la mayoría de los casos, las infecciones virales son responsables de este síntoma que, aunque a menudo resulta molesto, en realidad es una eficaz defensa de nuestro cuerpo. La tos es un reflejo fisiológico de un mecanismo sumamente complejo en la que deben coordinarse diversas estructuras de nuestro cuerpo en menos de un segundo.

QUÉ ES LA TOS

tos

El reflejo de la tos se desencadena cuando el cuerpo detecta un cuerpo extraño, ya sea sólido, líquido o gaseoso, o incluso sustancias generadas internamente, como la flema o el esputo. En la laringe, faringe, esófago y vías respiratorias, existen receptores que se activan debido a la presión o a la estimulación química. Estos receptores lanzan una señal a través del nervio vago hasta el centro de la tos, situado en el tronco encefálico. Desde allí, la señal se traslada a la corteza cerebral, que ordena la contracción de diversos músculos. Al contraerse el diafragma, los pulmones expulsan rápidamente el aire, eliminando cualquier sustancia no deseada presente en las vías respiratorias.