¡Mucho ojo! Estas son las multas que puede ponerte la DGT sin que te des cuenta

En el cambiante mundo de la circulación vial, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha intensificado sus esfuerzos para mantener a raya las infracciones en carretera. Con la llegada de la tecnología de vanguardia, el arsenal de la DGT se ha ampliado drásticamente, dejando a los conductores en una encrucijada preocupante. Sin previo aviso, las multas podrían caer como un martillo por excesos de velocidad inadvertidos.

Desde los novedosos drones hasta los habituales coches patrulla, la DGT no deja escapar ningún detalle en su cruzada por la seguridad vial. Los radares incorporados en algunos vehículos se han convertido en los ojos penetrantes de la ley, capaces de detectar cualquier desliz a alta velocidad. En este contexto, la cuantía de las multas está estrechamente ligada a la gravedad de la infracción, lo que hace que los conductores se enfrenten a posibles sanciones inesperadas y considerables. Ante esta realidad en constante evolución, es crucial estar al tanto de las regulaciones viales y mantener un ojo avizor en el camino.

Identificar las furgonetas de la DGT: más que una tarea difícil

multas

A pesar de la sutileza con la que se camuflan, hay pistas discernibles para reconocer las furgonetas encubiertas de la DGT en las carreteras. Su elección estratégica se debe a su altura, permitiendo una mejor visión para la vigilancia y aplicación de multas. La matrícula con las letras «PGC» confirma su afiliación al parque de la Guardia Civil, mientras que su ubicación inusual, como en medianas y arcenes, puede revelar su presencia.

Aunque puede no ser evidente de inmediato, la presencia de dos agentes uniformados en el interior de la furgoneta delata su identidad. Estos indicios destacados sirven como recordatorio constante de la constante vigilancia en las carreteras.