Tan ricos como rápidos de preparar: huevos rotos con jamón y gulas

Preparar una deliciosa receta de huevos rotos con jamón y gulas es una experiencia culinaria que te transportará a los sabores tradicionales de la gastronomía española, así como la tortilla de patatas o el cocido madrileño. Este plato combina la simplicidad de los huevos fritos con la intensidad del jamón y la suavidad de las gulas, creando una explosión de sabores en cada bocado.

En este artículo, te llevaré a través de los pasos detallados para preparar este plato, y te proporcionaré algunos consejos útiles para que tu creación sea un auténtico éxito en la cocina. ¡Así que ponte el delantal y prepárate para disfrutar de esta deliciosa receta!

Los huevos rotos con jamón y gulas son un plato típico de la gastronomía española que combina ingredientes sencillos para crear un festín de sabores. Esta receta es perfecta para cualquier ocasión, ya sea como entrante, tapa o plato principal. La combinación de los huevos fritos, el jamón crujiente y las suaves gulas crea una armonía culinaria que seguramente te enamorará.

Los sencillos pasos para preparar los huevos rotos

huevos rotos gulas portada 1 scaled 1 Moncloa

A continuación, te guiaré a través de los pasos para preparar huevos rotos con jamón y gulas de manera sencilla y deliciosa:

Paso 1: Preparación de Ingredientes

  • Comienza por cortar el jamón en tiras finas y reservarlo.
  • Si estás utilizando gulas congeladas, descongélalas siguiendo las instrucciones del paquete.
  • Pela y pica los dientes de ajo finamente.
  • Si deseas un toque picante en tu plato, corta la guindilla roja en rodajas finas. Ten en cuenta que las guindillas son muy picantes, así que añade la cantidad que mejor se adapte a tu gusto personal.

Paso 2: Cocina las Gulas

  • Calienta una sartén grande a fuego medio-alto y añade un par de cucharadas de aceite de oliva.
  • Cuando el aceite esté caliente, agrega los ajos picados y, si lo deseas, la guindilla roja. Sofríelos hasta que los ajos estén dorados y fragantes, pero ten cuidado de no quemarlos.
  • Añade las gulas a la sartén y saltea durante unos 5-7 minutos hasta que estén bien cocidas y se hayan evaporado los jugos que sueltan. Reserva las gulas en un plato y tápalas para mantenerlas calientes.

Paso 3: Cocina el Jamón

  • En la misma sartén, añade las tiras de jamón.
  • Fríelas durante unos 3-5 minutos, o hasta que el jamón esté crujiente y dorado. El tiempo de cocción puede variar según la potencia de tu fuego, así que mantén un ojo en él para evitar que se queme.
  • Una vez que el jamón esté crujiente, retíralo de la sartén y colócalo en un plato forrado con papel de cocina para eliminar el exceso de grasa.

Paso 4: Fríe los Huevos

  • En la misma sartén, agrega un poco más de aceite si es necesario. Luego, rompe los huevos cuidadosamente uno por uno y añádelos a la sartén.
  • Cocina los huevos a fuego medio-bajo para que las yemas queden líquidas mientras que las claras estén bien cocidas. Puedes cocinarlos a tu gusto, ya sea con las yemas líquidas o más cocidas según tus preferencias personales.

Paso 5: Monta el Plato

  • Una vez que los huevos estén listos, es hora de montar el plato. Coloca las gulas cocidas sobre una fuente o plato grande.
  • Luego, coloca los huevos fritos sobre las gulas.
  • Finalmente, espolvorea las tiras de jamón crujiente sobre los huevos.
  • Sazona el plato con sal y pimienta al gusto.
  • Decora con perejil fresco picado para darle un toque de color y frescura.

Paso 6: ¡A Disfrutar!

Los huevos rotos con jamón y gulas están listos para servir. Sirve este delicioso plato de inmediato para disfrutar de los sabores y texturas en su punto máximo.