jueves, 30 mayo 2024

Acusado admite apuñalar con un machete a un hombre que le recriminó su actitud con unas chicas

El acusado de apuñalar con un machete a un hombre en el transcurso de una pelea tras recriminarle este último su comportamiento con unas jóvenes en un bar de la localidad malagueña de Torremolinos ha reconocido ante el jurado popular que lo juzga desde este lunes que cometió el crimen.

Los hechos sucedieron en mayo de 2022 con una discusión que comenzó dentro de un bar, después de que el procesado se dirigiera a unas chicas con comentarios «fuera de lugar», lo que le recriminó la víctima, de nacionalidad holandesa, según han venido sosteniendo el fiscal y las acusaciones particulares, que representan a la familia.

El acusado, también holandés, ha dicho que sí al ser cuestionado por esa discusión con la víctima que no llegó a mayores, tras lo que se fue a su coche y cogió un machete. Pasados unos minutos se colocó frente a la puerta del bar, donde en ese momento estaba la víctima, con la que habló para que se acercara.

Una vez el hombre se acercó comenzó una pelea en la que con el machete que tenía en la mano le provocó varias heridas en el cuerpo, lo que le ocasionó la muerte a los pocos minutos, dentro del bar, donde logró llegar. El procesado, mientras, salió corriendo, aunque fue detenido después.

El fiscal siempre consideró los hechos un delito de homicidio y pedía en el escrito inicial, una pena de 13 años de cárcel; mientras que para las dos acusaciones particulares se trataba de un asesinato y solicitaban 20 y 25 años de prisión, respectivamente. La defensa también lo calificó como homicidio.

Ahora, todas las partes han llegado a un acuerdo en el que se consideran los hechos como un delito de homicidio, por el que solicitan diez años de prisión y el pago de una indemnización de 400.000 euros en total para la viuda y los tres hijos del hombre fallecido.

Así, estiman que se debe aplicar la circunstancia que atenúa la pena de reparación del daño, porque el acusado ha consignado ya 96.020 euros de la indemnización total que le corresponde. Ha admitido que esta es la cantidad máxima que puede aportar en estos momentos, sin perjuicio de que hará esfuerzo para abonar el resto.

El juicio continúa este martes, aunque a raíz del acuerdo alcanzado la práctica de prueba se ha reducido a la declaración de algunos agentes de la Policía Nacional que investigaron los hechos, de los médicos forenses y al visionado de unas imágenes del momento de la agresión.