Aprende a ahorrar sin privaciones con el método Kakebo

Llevamos más de un año inmersos en una crisis abrumadora: primero la pandemia, después diferentes conflictos bélicos, la inflación, los problemas medioambientales… Ahora, a las dificultades existentes se suman los desembolsos navideños y un aumento en el costo de la electricidad en pleno invierno, lo que complica aún más la situación. Así las cosas, es obligatorio hacer malabares con nuestros recursos para gestionarlos de manera óptima, eliminando gastos prescindibles y logrando cierta holgura al final de cada mes. Incluso podemos ahorrar algo. Aunque muchas personas no controlan adecuadamente sus finanzas, el método Kakebo, originario de Japón y utilizado desde 1904, puede ser la solución.

EL MEJOR MÉTODO PARA LAS FINANZAS DEL HOGAR

ahorro Moncloa

Este sistema fue diseñado inicialmente por y para mujeres encargadas de las finanzas domésticas, y consiste en registrar ingresos y gastos diarios en una especie de agenda visual con divisiones por días, semanas y trimestres. Para aplicar bien este método, es esencial anotar incluso los llamados «gastos hormiga», esas pequeñas compras diarias que, aunque parezcan insignificantes, suman considerablemente al final del mes. La clasificación de gastos en categorías como Supervivencia, Ocio, Cultura y Extra proporciona una perspectiva clara de los movimientos financieros, ayudando a tomar decisiones informadas sobre la gestión económica.