martes, 28 mayo 2024

Junts tumba la ley de amnistía de Sánchez a Puigdemont

El Congreso de los Diputados ha rechazado la polémica ley de amnistía. Los votos en contra de los diputados de Junts impidieron que el proyecto presentado por el PSOE para la ley de amnistía saliera adelante, por no haber incluido sus enmiendas sobre el terrorismo. La votación, finalmente, fue de 171 votos a favor y 179 votos en contra. Al no prosperar la aprobación de la ley, la presidenta del Congreso, volverá a la Comisión de Justicia de la Cámara Baja para que vuelva a emitir un nuevo dictamen. Tienen de plazo otros 15 días para negociar los cambios.

Fue una tarde de nervios, seguramente con llamadas que no conoceremos. El debate comenzó con un Pedro Sánchez ausente y su superministro, Félix Bolaños. El debate comenzó a las 15,30 y Sánchez y Bolaños no entraron hasta las 16,37 horas, justo antes de votar las enmiendas presentadas, sobre todo, por Junts, que vio rechazada una a una todas sus enmiendas, las presentadas solo por los separatistas catalanes, las conjuntas con el PNV y las conjuntas con ERC. Todas las enmiendas fueron rechazadas. Tras estas votaciones, la presidenta del Congreso, Francina Armengol dio una hora a los diputados antes de la votación del dictamen del proyecto de ley de amnistía.

Las enmiendas fueron rechazadas en el Congreso porque, al voto en contra del PP y de Vox, se han sumado también los diputados del PSOE. Por su parte, Sumar ha fluctuado entre la abstención y el voto a favor de las enmiendas. Junts había anunciado que si la redacción de la ley no se modificaba este martes para evitar «agujeros» que pusieran en riesgo su aplicación a todos los independentistas, sus diputados no iban a apoyar la iniciativa en la votación de conjunto definitiva, lo que podría retrotraer la ley a la Comisión de Justicia para una segunda oportunidad.

El Pleno de la Cámara ha rechazado también las enmiendas del PNV, mientras que las que tenía el PP, todas de supresión, fueron retiradas a última hora para facilitar que el líder del partido pudiera cerrar el debate en el hemiciclo.

JUNTS ADVIRTIÓ QUE MANTENÍAN SU NO «CON TODOS LOS RIESGOS» SI NO SE ACEPTABAN SUS ENMIENDAS

Junts rechaza la ley de amnistía del Sánchez a Puigdemont
Junts rechaza la ley de amnistía del Sánchez a Puigdemont

La intervención más esperada era la de la portavoz de Junts, Míriam Nogueras, quien explicó con rotundidad que si no se aceptan sus enmiendas de Junts no aceptarán el borrador de ley de amnistía presentado por el Gobierno, «mantenemos nuestra posición con todos los riesgos porque alguien tiene que mantenerse defendiendo los derechos fundamentales, los de todos, y posiblemente seamos los únicos que no estamos atados de pies y manos para hacerlo», ha enfatizado». Para la portavoz separatista, «mientras los catalanes no seamos libres, seguiremos luchando». Nogueras arremetió contra la judicatura y les dijo a los diputados de la bancada derecha que «no están preparados para romper con el franquismo», al tiempo que les aseguró que «asumimos toda la responsabilidad ante la Justicia europea».

Sabiendo que sus enmiendas no iban a prosperar, la portavoz de Junts pidió al Gobierno a blindar la ley de amnistía frente a los «jueces prevaricadores» para lo que dio como solución que el texto vuelva a la Comisión de Justicia. A su juicio, el texto que se votaba hoy es «un punto de partida, pero tiene agujeros por donde la justicia prevaricadora española puede dejar la amnistía en papel mojado –ha aseverado en el Pleno del Congreso–. Si hoy podemos quitarles la pelota, ¿por qué la ponemos en el punto de penalti?».

«Detener la represión a medias no es detenerla», espetó en el hemiciclo, para agregar que Junts no puede «dejar a todo el independentismo catalán expuesto a las arbitrariedades de la cúpula judicial politizada española. Una amnistía selectiva y en diferido no es lo que acordamos y firmamos», siguió explicando.

Y criticó también a Pedro Sánchez y su Gobierno porque, a su juicio, «parece que de nuevo se deja arrastrar por la estética y los titulares».

En opinión de Nogueras, en lugar de «demostrar su autoridad» ante «hechos inaceptables» como los que achaca a «jueces prevaricadores» que acompasan con total «descaro» la agenda judicial a la legislativa, el Gobierno de Pedro Sánchez «parece que de nuevo se deja arrastrar por la estética y los titulares».

Y preguntó al Gobierno: «Nos está pasando la represión por delante de las narices, ¿y no haremos nada? La cúpula judicial está diciendo que se nos echará al cuello, ¿y no hacen nada? El juez Aguirre se pasea por las ¿televisiones europeas prevaricando, ¿y no haremos nada? El juez García-Castellón se saca los delitos del bolsillo una vez publicado el primer texto de la ley, ¿y no haremos nada?»…

ERC PIDE A JUNTS NO ARRIESGAR Y APROBAR LA LEY DE AMNISTÍA

Ante la negativa de Nogueras de votar a favor del proyecto del Gobierno si no se admitían sus enmiengas, la portavoz de Justicia de ERC en el Congreso, Pilar Vallugera, ha pedido este martes a Junts que apoye la proposición de Ley de Amnistía para que pueda continuar su tramitación en el Senado porque ya es una norma «robusta» que garantiza la amnistía a la inmensa mayoría de los independentistas encausados.

A su juicio, es mejor no arriesgarse a una nueva e incierta negociación y aprobarla tal como está, sin «caer en la trampa» de jueces «prevaricadores» que comparten «intereses espurios» con la derecha.

«La ley tiene fuerza suficiente para no ir cambiándola en función de las investigaciones prospectivas de unos jueces que claramente prevarican y la quieren hacer naufragar. ¿Es necesario que les demos cancha cuando podemos garantizar a nuestra gente que serán amnistiados? ¿Podemos perder esta oportunidad?», ha preguntado Vallugera desde la tribuna de oradores del hemiciclo.

ABASCAL ACUSA A SÁNCHEZ DE «TRAIDOR» Y A FEIJÓO DE HACER OPOSICIÓN A TIEMPO PARCIAL

Por su parte, el líder de Vox, Santiago Abascal, ha calificado al presidente, Pedro Sánchez, de «traidor» por negociar con los partidos independentistas una amnistía a los implicados en el ‘procés’, al tiempo que ha reprochado al PP «blanquear» al jefe del Ejecutivo por ejercer una oposición «a tiempo parcial».

Aseguró que Sánchez ya ha comenzado «a pagar su traición» y las «facturas» derivadas de su investidura y lo hace «dispuesto a arruinar la economía y la convivencia pacífica con tal de permanecer un mes más en el poder».

Describió la ley de amnistía como la «demolición del Estado de derecho», además de «un gran acto de corrupción», puesto que se ha acordado para comprar «votos» para la asunción de la Presidencia del Gobierno.

Acto seguido se dirigió a Feijóo para pedirle tres cosas: no facilitar la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) con el PSOE; paralizar la tramitación de la ley de amnistía en el Senado, haciendo uso de su mayoría absoluta y, por último que apoye a Vox con dos diputados para poner en marcha un referéndum vinculante sobre la modificación del artículo 49 de la Constitución.

FEIJÓO AVISA A SÁNCHEZ QUE VA HACIA EL «ABISMO» Y SE COMPROMETE A LUCHAR CONTRA LA LEY ANTE LA JUSTICIA Y EN EUROPA

Feijóo advierte a Sánchez que ha caído en el «abismo»
Feijóo advierte a Sánchez que ha caído en el «abismo»

Por último, el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, los «virajes cósmicos» de Sánchez y subraya que Puigdemont se fue en «el maletero de un coche y ahora regresará en el Falcon». Tras avisar al PSOE que caminan hacia el «abismo» con la Ley de Amnistía. Dicho esto, ha avanzado que su formación recurrirá esta norma ante los tribunales «por todas las vías» y pedirá la protección de la Unión Europea.

El líder del PP denunció desde la tribuna la «humillación constante» a la que cada día los independentistas someten al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, haciendo de cada votación «un calvario» porque «le han cogido la medida». En su retahíla de críticas aseguró que Sánchez mantiene un Gobierno «con respiración asistida» y ha garantizado que el PP seguirá «defendiendo a los españoles, también a sus votantes», con «igualdad, solidaridad, libertad y justicia, esas banderas» que el PSOE «agitaba y que ya no le pertenecen».

Feijóo recalcó que quien manda es el independentismo, como, a su juicio, ha dejado claro la portavoz de Junts, Miriam Nogueras, y «cuando digan colorín colorado, no les quedará nada». Por tanto, concluyó el presidente del PP que «esta ley es infame, desde el minuto uno. Pero cada día, hasta llegar a hoy, la han convertido en una obscenidad mayor. Esta ley ya es la matrioska rusa, se añadirán las capas que hagan falta, pero ya la matrioska rusa ha entrado en el Congreso».

SÁNCHEZ OPTÓ POR QUE DEFENDIERA LA LEY DE AMNISTÍA EL PORTAVOZ DE LA COMISIÓN DE JUSTICIA

El proyecto de ley de amnistía no fue defendido ni por Pedro Sánchez ni por su superministro, Félix Bolaños, sino por el portavoz de la Comisión de Justicia, Francisco Aranda, quien no hizo referencia durante su discurso la amenaza que acababa de hacer Míriam Nogueras de votar en contra de la ley.

Aranda se limitó a defender la ley de amnistía, a la que calificó de «sólida, impecable y constitucional». Sus críticas se dirigieron al PP por su política contra la ley de amnistía y contra Cataluña. Porque al PSOE ahora le ha tocado «gestionar el fracaso» del PP en 2017, lo que el PP «estropeó».

Y pese a las fuertes críticas vertidas por Junts y ERC contra el poder judicial, el portavoz socialista optó por defender al Parlamento, y aseguró que no necesitan «ni descalificar al Poder Judicial ni entrar en alusiones personales».