martes, 28 mayo 2024

No Más Fugas, detección de fugas de agua sin necesidad de obras

Las fugas de agua pueden convertirse en un problema grave, ya que si no se controlan pueden afectar las estructuras y generar daños. Para abordar una fuga es necesario contar con profesionales especializados en la detección y reparación que utilicen tecnologías avanzadas, que trabajen de forma eficiente y que ofrezcan un servicio personalizado con soluciones integrales para evitar mayores complicaciones, ya sea en una casa, una oficina, un local comercial, entre otros espacios. En España, una de las alternativas es la empresa No Más Fugas, la cual se caracteriza por reparar sin la necesidad de romper pisos o paredes, y sin obras.

Detección de fugas de agua con la ayuda de los especialistas de No Más Fugas

No Más Fugas es una empresa especializada en la detección de fugas de agua de todo tipo. La misma se caracteriza por dar con el problema de forma rápida. Esto gracias a que cuenta con un equipo de profesionales con experiencia en la materia. 

Además, los expertos solventan los inconvenientes en hogares y negocios sin comprometer las tuberías y las instalaciones, pues cuentan con maquinaria avanzada capaz de detectar la fuga en el punto exacto. Entre los métodos que utilizan se encuentran el ultrasonido, el geófono, la cámara termográfica y el gas traza, por solo mencionar algunos.

Los especialistas están atentos a cualquier hora del día para ayudar a las personas que tengan una eventualidad en cualquier área. Detectan fugas en viviendas, en comunidades y en administraciones. También en los equipos de calefacción, en piscinas, en fábricas, en garajes y en tuberías.

Qué método es el más recomendado

Solo los especialistas tienen la capacidad de determinar cuál es el método más conveniente cuando hay una fuga. Aunque hay una diversidad de metodologías de detección, cada caso es particular y tiene requerimientos específicos. Sin embargo, es conveniente que las personas conozcan un poco acerca de los procesos más avanzados que figuran actualmente en el mercado.

El geófono es uno de los elementos que se suelen utilizar, ya que hace detecciones casi imposibles de encontrar. Para encontrar una fuga se colocan unos auriculares en el suelo, los cuales se encargan de recoger el sonido de las vibraciones. Estos llegan inmediatamente al especialista a través del mismo auricular.

Con una cámara termográfica también se puede saber dónde hay un escape de agua. La misma escanea la zona en la que se sospecha que está el problema. Con este innovador equipo se puede saber también si hay fugas de aire, moho, aislamiento, humedades, filtraciones, tuberías rotas, fallos de construcción y más.

En conclusión, las fugas de agua pueden convertirse en un dolor de cabeza para los individuos que habitan un espacio. Es muy importante no hacer reparaciones por cuenta propia, sino buscar a especialistas en la materia, ya que los daños pueden ser mayores y catastróficos.

65c3b211c7d04 Moncloa