Alerta climática: estas fueron las peores sequías de la historia de España

La sequía es un fenómeno natural que afecta a España debido a su ubicación geográfica y condiciones climáticas. Durante períodos de sequías, hay una disminución significativa en la cantidad de lluvia que cae en una región durante un período prolongado de tiempo. Esto puede provocar escasez de agua, tanto para consumo humano como para riego agrícola, lo que a su vez afecta negativamente a la producción de cultivos y la disponibilidad de alimentos.

Además, la sequía puede tener impactos económicos, como pérdidas en la agricultura, menor producción de energía hidroeléctrica y afectación del turismo en áreas donde el agua es un recurso importante. Se trata de un desafío recurrente en el país que requiere medidas de adaptación y gestión del agua para mitigar sus impactos.

QUÉ SE CONSIDERA SEQUÍA

sequías

La sequía se define como un período prolongado de tiempo en el que hay una falta de lluvia o precipitación significativa, lo que resulta en escasez de agua en una región determinada. Se puede medir de diversas formas, incluyendo la cantidad de lluvia recibida en comparación con la cantidad promedio esperada para un período específico, la disminución en los niveles de agua en los cuerpos de agua, como embalses y acuíferos, y el impacto en la vegetación y la agricultura. Puede clasificarse en diferentes categorías según su intensidad y duración, y sus efectos pueden variar desde restricciones en el suministro de agua hasta daños graves en los cultivos y el ecosistema.