martes, 25 junio 2024

Conjugación de maestría y tradición en la elaboración de quesos con denominación propia de Naviblanc

Un delicado equilibrio entre tradición y maestría culinaria está presente en la elaboración de quesos.

En el corazón de esta travesía gastronómica, los quesos propios de Naviblanc revelan una historia única. La pericia quesera se despliega en cada rincón de su proceso de elaboración. Desde la selección cuidadosa de la leche hasta la maduración en condiciones óptimas, cada paso es una danza de sabores. La excelencia artesanal se traduce en quesos que no son solo productos, sino testimonios de una pasión compartida por generaciones.

En este fascinante mundo, donde los sabores se entrelazan como hilos de una red gastronómica, Naviblanc emerge como un referente. Esta empresa familiar andaluza, con sede en la ciudad de Arahal, en la campiña sevillana, ha forjado su camino desde 2006 con especialización en la venta y distribución de jamones ibéricos, quesos y embutidos de alta calidad. Su destreza se extiende también a la confección artesanal de cestas navideñas, consolidándose como un patrón de exquisitez culinaria.

Una experiencia sensorial única

El primer acto de esta obra culinaria comienza con la elección de la leche, el elemento primordial que define la personalidad del queso. Naviblanc apuesta por la calidad, seleccionando minuciosamente el ingrediente estrella que se transformará en sus quesos característicos.

La magia continúa en el proceso de coagulación y formación de cuajada. La destreza del maestro quesero se despliega al agregar los cultivos lácticos y cuajo, transformando la leche en una masa que será moldeada con esmero. Este paso, crucial y delicado, es la esencia misma de la elaboración artesanal.

La maduración, un periodo de paciencia y cuidado, eleva el queso a su máxima expresión. En este paso, los quesos propios de Naviblanc adquieren su carácter distintivo. La cava de maduración, con sus condiciones controladas, permite que cada rueda de queso se convierta en una obra de arte gustativa.

Con cada bocado, los quesos propios revelan la pasión y dedicación depositadas en su creación. En ese sentido, Naviblanc invita a un viaje sensorial donde cada textura, aroma y sabor narran la historia de una tradición que trasciende el paso del tiempo.

Pasión y dedicación al servicio del sabor

Naviblanc cuenta con un equipo de expertos queseros que trabajan con pasión y dedicación para elaborar productos únicos y de gran sabor. La empresa ha tejido su legado en cada rincón de este proceso, ofreciendo quesos propios elaborados con leche de vaca, oveja y cabra, que son más que un producto y refieren a la culminación de un arte transmitido de generación en generación.

Por último, cabe destacar que Naviblanc ofrece un servicio de asesoramiento personalizado que se adapta tanto a las necesidades como a los gustos y presupuestos de cada uno de sus clientes.

65cf388d55422 Moncloa