lunes, 17 junio 2024

Neurocirugía Galarza sobre las fracturas vertebrales

Las fracturas vertebrales son la ruptura en cualquier vértebra de la columna y, dependiendo de la localización de la parte afectada, pueden traer secuelas en la zona cervical, torácica, lumbar, del sacro o del coxis.

Dependiendo de la gravedad de la fractura varían sus síntomas y tratamientos. Aunque los síntomas de las fracturas más leves pueden pasar desapercibidos, es fundamental que las personas acudan a un especialista si tienen: dolor persistente en la espalda, cambios en la postura forzosos o disminución de la movilidad.

Los dolores de fractura de la columna pueden deberse a la ruptura del hueso que puede manifestarse en el sitio de la lesión o a la distancia por algún nervio comprometido. También pueden ser por dolor neurológico que indica una mayor alerta porque compromete la parte sensitiva o motora, evidenciando que hubo un desplazamiento que está afectando la médula espinal. De cualquier forma, un especialista como los cirujanos de Neurocirugía Galarza deberá revisar al paciente y hacer un diagnóstico por medio de estudios específicos para definir cómo proceder.

Tratamientos para las fracturas vertebrales

Existen distintas formas de intervenir las fracturas vertebrales, desde procedimientos menos invasivos para los casos menos severos a procedimientos quirúrgicos. Los especialistas más conservadores sugieren fármacos para las fracturas que no implican riesgos secundarios o incluso indican el uso de corset u órtesis.

Para los casos de gravedad media o elevada, existen tratamientos innovadores para restaurar la integridad de la vértebra como lo son la: cifoplastia, vertebroplastia y artrodesis. La vertebroplastia consiste en un procedimiento mínimamente invasivo en el cual se inyecta cemento óseo directamente en la vértebra fracturada a través de los trócares o cánulas. La cifoplastia es un procedimiento similar, pero primero se inserta un globo y se infla de manera controlada para reducir la cifosis resultante del colapso o hundimiento vertebral; una vez retirado el globo, se inyecta el cemento óseo. En los casos más graves, puede ser necesaria la artrodesis que fusiona las vértebras adyacentes, proporcionando estabilidad duradera a la columna.

Acudir a expertos en columna para minimizar riesgo

Las fracturas vertebrales suelen ser comprometedoras porque afectan al sistema nervioso, es por ello que es fundamental que las personas superen el miedo inicial y consulten a los especialistas debidamente formados para evitar complicaciones futuras que comprometan su movilidad. 

En Neurocirugía Galarza hay cirujanos de talla internacional especializados en los procedimientos de columna y cráneo, que se encargaran de hacer el diagnóstico más acertado y realizar el procedimiento que menor riesgo le implique al paciente. Además, el centro cuenta con las últimas tecnologías y tratamientos médicos de avanzada, lo que los convierte en líderes en España en el campo de la neurocirugía.

65cce99b9af27 Moncloa