Inicio Lo más compartido Descubre el potaje de vigilia: tradición y sabor en cada cucharada

Descubre el potaje de vigilia: tradición y sabor en cada cucharada

0
Descubre el potaje de vigilia: tradición y sabor en cada cucharada

No hay nada mejor para pasar los días fríos que un buen plato de cuchara. En este caso, una de las opciones que más destacan es el potaje de vigilia, una receta perfecta para disfrutar en la época de Cuaresma y durante la Semana Santa.

Este plato destaca por llevar como ingrediente principal los garbanzos, un alimento muy completo que sirve para una gran variedad de elaboraciones. Si te apetece probarlo, ahora es el momento adecuado.

¿Quieres saber cómo? Descubre cómo preparar este potaje de vigilia, una receta de cuchara llena de tradición y sabor.

[nextpage]

Sorprende con una receta «de la abuela»

receta de la abuela

El potaje de vigilia, además de ser una receta perfecta para la época de Cuaresma y para tomar durante la Semana Santa, es uno de los platos ideales si te encanta recuperar platos de épocas pasadas. Esta es una de esas elaboraciones «de la abuela» que seguro que te transportan hasta tu infancia.

Además de por la nostalgia, también destaca por ser un plato muy nutritivo y completo. De hecho, te servirá como plato único en esos días en los que quieres luchar contra el frío sin pensar demasiado y sin tener que preparar nada más. Al ser sencillo, querrás disfrutarlo en más de una ocasión, por lo que no tardará en convertirse en una de tus opciones favoritas para estas fechas.

[/nextpage]

[nextpage]

Ingredientes para hacer este potaje de vigilia

potaje de vigilia ingredientes

Si tú tampoco quieres renunciar a todas las bondades y beneficios del potaje de vigilia, debes saber que lo puedes preparar en casa de una forma muy sencilla. En este caso, con los ingredientes que te proponemos tendrás cantidad suficiente como para seis personas, por lo que, además, ahorrarás con una receta única. En primer lugar, debes preparar dos tomates, un puerro, una cebolla y un pimiento verde italiano. Por otro lado, también necesitarás 300 gramos de garbanzos, 300 gramos de bacalao y dos huevos. Por último, no puedes olvidarte de un buen manojo de espinacas frescas, así como de preparar 500 ml de caldo de pescado o fumet.

[/nextpage]

[nextpage]

Cuece los huevos y prepara el bacalao

cocer huevos

Una vez que tengas listos todos los ingredientes necesarios, que como ves son muy sencillos, económicos y fáciles de encontrar, ha llegado el momento de empezar a preparar este delicioso potaje de vigilia, una receta perfecta para esta época del año. Para ello, lo primero que debes hacer es cocer los huevos en abundante agua durante entre 10 y 12 minutos. Cuando estés, pela y reserva antes de continuar preparando el bacalao. El pescado lo puedes cortar en rodajas o en tiras alargadas y finas, según tus gustos. De esta segunda forma podrás repartirlas mejor por todo el plato.

[/nextpage]

[nextpage]

Prepara las espinacas y haz el sofrito

espinacas

Con los huevos y el bacalao ya preparados, el siguiente paso consiste en cortar el manojo de espinacas frescas en trozos pequeños para que se cocinen mejor. Después, es el momento de realizar el sofrito con la cebolla y el pimiento verde italiano. A continuación, añade el puerro picado y deja que pochen todos los ingredientes juntos durante unos diez minutos. Cuando pase el tiempo, lo siguiente que debes hacer es agregar los tomates rallados, así como el fumet o el caldo de pescado. Esto le dará un sabor único y tradicional a tu plato que te encantará.

[/nextpage]

[nextpage]

Tritura el sofrito y continúa cocinando

triturar sofrito

Cuando veas que todos los ingredientes del sofrito están listos y bien integrados, lo siguiente que debes hacer para preparar este potaje de vigilia es triturar el sofrito que has obtenido como resultado. Para ello, ayúdate de la batidora y asegúrate de dejarlo bien fino. Una vez que lo tengas, vuelve a introducirlo en la cacerola donde previamente lo has cocinado. En el momento en el que vuelva a hervir, añade las espinacas cortadas y el bacalao en rodajas o tiras. A continuación, deja que hiervan juntos todos estos ingredientes durante unos cinco minutos antes de seguir con la receta.

[/nextpage]

[nextpage]

Añade los garbanzos al potaje de vigilia

potaje de vigilia garbanzos

Ahora ha llegado el momento más importante a la hora de preparar este potaje de vigilia, el de añadir el ingrediente principal. Una vez que hayan pasado esos cinco minutos, agrega a la cacerola los garbanzos cocidos y deja que cuezan un poco más durante un minuto aproximadamente. En el caso de que vayas a utilizar garbanzos secos, debes dejarlos en remojo durante toda la noche y asegurarte de cocerlos dos horas a fuego lento o unos 18 minutos si usas una olla rápida. A continuación, los añades a la cacerola de forma normal. Como truco, usar garbanzos ya cocidos te ahorrará tiempo y el resultado será igual de bueno.

[/nextpage]

[nextpage]

El último paso antes de disfrutar este guiso

guiso garbanzos

Una vez que haya pasado el tiempo indicado, es el momento de apagar el fuego. Agita la cacerola ayudándote de sus asas para recolocar todo el contenido de su interior. A continuación, coloca los huevos cocidos, cortados en cuartos, sobre el resto de la preparación. A la hora de servir, hazlo en la misma cacerola u olla donde los has cocinado para servir desde allí en cada plato. Esto hará que este potaje de vigilia se mantenga caliente y espectacular, consiguiendo que todos disfruten de cada bocado.

[/nextpage]

[nextpage]

Beneficios de incluir potaje de vigilia en tu dieta

potaje de vigilia beneficios

Este potaje de vigilia, además de delicioso, destaca por ser un plato completo que reúne hidratos de carbono, proteínas de alto valor, fibra vegetal, minerales y vitaminas de los grupos B y C. Para completar la receta, que servirás como plato único, puedes degustar una fruta de tu elección y conseguir un menú de lo más nutritivo e interesante. Por su parte, los garbanzos y las espinacas son ricos en ácido fólico, algo que también es muy interesante para el organismo. En comparación con otros platos, como el cocido, el potaje tiene menos valor calórico, por lo que es más interesante en dietas bajas en calorías o de pérdida de peso.

[/nextpage]