martes, 28 mayo 2024

Ex-empleado roba datos confidenciales para beneficiar a la competencia

En un reciente caso de espionaje corporativo, se ha descubierto cómo un ex-empleado de una empresa tecnológica ha robado información confidencial de la empresa para entregarla a su competencia directa.

Este acto de traición y sabotaje ha sido investigado y documentado por GlobátiKa Peritos Informáticos, uno de los gabinetes periciales líderes en informática forense y seguridad de datos.

La seguridad de la información es una preocupación fundamental para cualquier empresa, y cuando se sospecha de un robo de datos por parte de un ex-empleado, la situación se torna crítica. Ángel González, CEO de GlobátiKa, destaca la importancia de proceder con cautela en situaciones de sospecha de robo de datos por parte de empleados: «Ante cualquier indicio de actividad sospechosa, lo primero que deben hacer las empresas es evitar tocar el ordenador afectado para no alterar ni eliminar información crucial. Una vez que el perito informático realiza una copia forense del disco duro, comienza la investigación para esclarecer los hechos». Este protocolo es significativo para garantizar la integridad de la evidencia digital y facilitar el trabajo de los expertos en informática forense.

Gracias al minucioso trabajo de los peritos informáticos, se descubrió que el ex-empleado había estado copiando archivos y carpetas altamente confidenciales durante varios días antes de dejar su puesto de trabajo. Estos archivos eran parte relevante de un proyecto en el que la empresa había invertido años de esfuerzo, y su robo buscaba claramente dar una ventaja competitiva a la competencia.

Utilizando técnicas avanzadas de análisis forense en los equipos del empleado y de la empresa, el perito informático pudo certificar con precisión los datos robados y presentarlos como pruebas irrefutables en el juicio. Los informes periciales cumplen con los estándares de la ISO 27001, garantizando la integridad de la cadena de custodia de las pruebas.

 Tras la exhaustiva investigación llevada a cabo por el equipo de peritos informáticos, el siguiente paso fue preparar la presentación de las pruebas en el proceso judicial. Para ello, se elaboró un informe pericial detallado que incluía un análisis minucioso de los hallazgos y las conclusiones derivadas de la investigación forense. Además, se adjuntó un anexo digital que contenía toda la información recopilada durante el proceso, desde imágenes forenses de los dispositivos afectados hasta registros de actividad y cualquier otra evidencia relevante.

El informe pericial y el anexo digital se presentaron ante el tribunal con el objetivo de respaldar las reclamaciones del cliente y proporcionar una base sólida para la resolución del caso. La presentación de estas pruebas digitales certificadas desempeñó un papel crucial en el proceso judicial, ofreciendo una visión clara y objetiva de los hechos y permitiendo a los jueces tomar decisiones informadas y justas.

El riesgo latente: robo de datos por empleados desleales amenaza la seguridad empresarial

Este caso de espionaje corporativo subraya la necesidad apremiante de que las empresas fortalezcan sus medidas de seguridad de la información y estén preparadas para enfrentar amenazas internas, como el robo de datos por parte de empleados desleales. Desde la sustracción de datos sensibles como patentes y secretos comerciales hasta la extracción de información estratégica como agendas de contactos y tarifas, los riesgos son diversos y pueden tener consecuencias devastadoras para una empresa. En este contexto, la asistencia de expertos en informática forense, como los profesionales de GlobátiKa Peritos Informáticos, se vuelve fundamental. Su experiencia y técnicas avanzadas permiten investigar y documentar eficazmente incidentes de delitos informáticos, proporcionando a las empresas la capacidad de defenderse ante tales ataques y proteger sus activos más valiosos.

65eaf977707eb Moncloa