martes, 28 mayo 2024

¿No llega bien el wifi? Conectividad con Fibra Óptica Plástica

¿Alguna vez se ha experimentado la frustración de una señal wifi débil en el hogar u oficina, especialmente en aquellos rincones lejanos donde parece imposible obtener una conexión estable? En la era digital actual, una conexión a internet fiable es más que un lujo; es una necesidad absoluta para el trabajo, educación y entretenimiento. La fibra óptica plástica (FOP) emerge como la heroína no reconocida en esta batalla cotidiana contra las zonas muertas de wifi y las conexiones inestables. Su uso se encuentra bastante extendido en la industria automotriz y aeronáutica, pero en las últimas décadas también ha logrado posicionarse con fuerza en las redes de telecomunicaciones del hogar. Por tal motivo, Actelser, una compañía de soluciones de fibra óptica plástica, se propuso explicar cómo se pueden modernizar las redes de comunicación en cualquier vivienda, utilizando como elemento esta innovadora herramienta.

Fibra óptica en el hogar

La fibra óptica es un cable compuesto por filamentos de polimetilmetacrilato y un revestimiento de fluoruros, el cual es capaz de optimizar la transmisión de datos, particularmente la información de internet y televisión. Este cable permite comunicar un router de cualquier operadora de internet, con otros puntos de conectividad, transfiriendo los datos de subida y bajada a la velocidad real con la que se contratan los servicios. A diferencia del cableado de fibra óptica tradicional, la fibra óptica plástica permite una conexión de alta calidad, sin necesidad de modificar la red todo el inmueble, evitando de esta manera daños estructurales dentro de la conexión original o problemas legales por modificaciones no autorizadas.

Pero, ¿qué hace que la FOP sea tan especial? En primer lugar, su flexibilidad y resistencia a impactos eliminan el temor a daños durante la instalación o el uso diario. Además, su núcleo de gran diámetro facilita la conexión, haciéndola accesible para todos, sin necesidad de herramientas o habilidades técnicas especiales. Esto la convierte en la solución perfecta para aplicaciones en el hogar y oficinas pequeñas, donde la simplicidad y la eficiencia son clave.

Instalación rápida y sencilla

Para su instalación, la fibra óptica plástica solo necesita adaptarse a los conductos de electricidad existentes en la vivienda, ya que a través de ellos es que se transporta el cable por las diferentes estancias y habitaciones. Actelser cuenta con un kit de instalación sencillo compuesto por conversores de entrada y salida de fibra óptica, cargadores de alimentación, cables de interfaz para conectar al PC o al router, varios metros de cableado de fibra óptica plástica, cinta y cúter.

Solo es necesario conectar el conversor en uno de los puertos libres del router y enlazarlo con el cable de fibra óptica plástica previamente introducido en los conductos de red. Después, en el extremo final de la fibra se conecta otro conversor que hace las veces de receptor de la señal, el cual se encarga de llevar los datos directamente al ordenador o a un router auxiliar. La instalación básica de punto a punto no supera los 300 €, lo que convierte a la fibra óptica plástica en una excelente opción para fortalecer la infraestructura informática del hogar.

Con este servicio, Actelser espera que cada vez más personas apuesten por una conexión más duradera y óptima, utilizando productos de calidad que les ayuden a mejorar su conexión a internet y fortalecer su experiencia en la web. Esta compañía cuenta con todos los implementos y el personal capacitado para instalar una conexión de fibra óptica en todo el hogar, permitiéndole a sus usuarios acceder a la velocidad de internet que realmente contratan con su operador.

6604416dd61f4 Moncloa