martes, 28 mayo 2024

EH Bildu quiere olvidar el ‘Acuerdo de Viernes Santo’ ibérico pese a la intentona del PSOE

En el Partido Popular creen que las crecientes acusaciones del PNV contra EH Bildu por su falta de condena explícita a las acciones de la extinta banda terrorista ETA se debe a puros «intereses electorales», ya que los jeltzales van con la lengua fuera en las encuestas ante el posible sorpasso abertzale y durante años han evitado lanzar reproche alguno a esa decisión.

El nuevo candidato de la coalición liderada por Sortu, Pello Otxandiano, asegura que ETA fue «un ciclo político» del que su ‘jefe’, Arnaldo Otegi, quiere pasar página con la intención de que la agenda social abertzale y el robusto tejido social que le acompaña pueda ayudarles a cosechar una victoria que, pese a que no les dará la lehendakaritza, sí supondrá un golpe de efecto a nivel estatal.

EH Bildu ha logrado normalizarse políticamente y contribuir al acercamiento de presos de ETA al norte, tal y como exigía el Consejo de Europa y cientos de organizaciones sociales, sin dejar de crecer electoralmente al ser la formación con más concejales en Euskadi y Navarra.

Sus apoyos al PSOE en Madrid (en ocasiones a cambio de las concesiones y transferencias para el País Vasco y la Comunidad Foral que HB tanto le afeaba al PNV) sabe que no desembocarán en gobierno abertzale en Euskadi, ya que fuentes abertzales reconocen a MONCLOA.COM que el último pacto acordado para investir a Pedro Sánchez incluyó sólamente los apoyos socialistas a EH Bildu en Pamplona y su Mancomunidad, siendo tácito que el PSE va a seguir apoyando al PNV.

EL ACUERDO DE VIERNES SANTO Y EH BILDU

El próximo 10 de abril de cumplirán 26 años del Acuerdo de Viernes Santo que acabó suponiendo el inicio del fin del ‘Conflicto de Irlanda del Norte’. El Sinn Féin, considerado como el brazo político del IRA, ha acabado normalizándose y de hecho su número 2 Michelle O’Neill es la primera ministra del Estado desde el pasado febrero.

El Sinn Féin ha ganado las tres últimas elecciones (generales, autonómicas y municipales) reivindicando sus pasos en favor de la paz y EH Bildu, sin embargo, se muestra remisa a hacerlo a pesar de su estrecha relación con la formación norirlandesa, tal y como se evidenció en la reciente visita de Pello Otxandiano a Belfast para encontrarse con O’Neill.

El PSOE, en cambio, reivindica cada vez más la paz de ETA después del ‘grito de orgullo’ de José Luis Rodríguez Zapatero en la última campaña de las elecciones generales en el programa ‘Herrera en COPE’.

El expresidente recordó recientemente en ‘Lo de Évole’ los problemas que hubo para finalizar el ‘Conflicto vasco’ tras el atentado de la T-4 del aeropuerto de Barajas. «Probablemente fue el momento más duro de mi mandato», aseguró el socialista.

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.
El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.

«Ese atentado marca un antes y un después. En el atentado de la T-4 murieron dos ecuatorianos pero allí murió ETA también. La bomba de la T-4 destrozó el aparcamiento, pero antes se anuncia. Cuando estalla la bomba hay dos jóvenes ecuatorianos en un coche: la hipótesis que tenía la policía es que eran inmigrantes irregulares y al oírlos a ellos se escondieron en un coche», añadió.

Sobre su enfado en COPE, Zapatero señaló: «Pensé que nunca sería necesario decir eso con esa contundencia, y lo fue porque el PP, en la campaña de las municipales, puso en cuestión todo eso: dijeron que ETA iba ganando. Feijóo le dijo a Sánchez que trataba mejor a los verdugos que a las víctimas del terrorismo. Me vi con el deber de poner las cosas en su sitio. Tengo tal convicción que lo dije, rotundo, para que nadie dudara de que nosotros acabamos con el terrorismo etarra para siempre».

Y tuvo palabras de elogio para Otegi: «La cúpula de ETA me confirmó que el alto al fuego era definitivo. Hubo gente que está ahora en Bildu que colaboraron para que llegásemos a un acuerdo, a un alto al fuego; entre otros Arnaldo Otegi. ¿Cómo no voy a creer yo en el diálogo? En el tiempo que estuve en el gobierno Josu Ternera también colaboró para que ETA se disolviera».

Otegi, en 2016 y también ante Évole, le había echado un capote al socialista: «La paz también se debe a gente como Egiguren o Zapatero. No sé si le hago un favor».