martes, 28 mayo 2024

Tortitas de avena y plátano que te cargarán de energía

Las tortitas de avena y plátano son ideales para comenzar tu mañana con un impulso de vitalidad y sabor. Con ingredientes simples y nutritivos, esta receta te proporcionará la energía necesaria para enfrentar cualquier desafío que se te presente. Esto se debe a que la avena es una excelente fuente de carbohidratos complejos, que proporcionan energía de liberación lenta y sostenida. Significa que te mantendrán lleno y energizado por más tiempo, evitando los picos y caídas de energía repentinos.

Además, tanto la avena como el plátano son ricos en fibra dietética, lo que ayuda a mantener la salud digestiva y a regular los niveles de azúcar en la sangre. Una digestión saludable y niveles estables de glucosa en sangre contribuyen a mantener niveles de energía estables a lo largo del día.

Ingredientes para hacer tortitas de avena y plátano

Ingredientes para hacer tortitas de avena y plátano

Con solo reunir 2 plátanos maduros, 1 huevo, canela en polvo, una pizca de sal, impulsor químico, bebida o leche de avena sin azúcar, y harina de avena, estarás listo para preparar unas tortitas de avena que te llenarán de vitalidad desde el primer bocado. Esta combinación de ingredientes naturales y saludables ofrece una fuente de energía sostenida, perfecta para enfrentar cualquier desafío que se te presente a lo largo del día.

Además, puedes elevar aún más su sabor y presentación con rodajas de plátano fresco y un toque de sirope de agave, haciendo de este desayuno una combinación irresistible que te cargará de energía para afrontar el día con entusiasmo. A continuación, te indico cómo preparar estas tortitas de avena y plátano.

Preparación, servir y disfrutar

Preparación, servir y disfrutar

Para preparar estas exquisitas tortitas de avena y plátano, primero aplastamos con un tenedor dos plátanos maduros hasta obtener un puré con una textura suave y pocos grumos. Luego, en un bol, combinamos el puré de plátano con un huevo, media cucharadita de canela en polvo, una pizca de sal, 10 g de impulsor químico y 50 ml de leche de avena sin azúcar, mezclando todo cuidadosamente. Una vez integrados los ingredientes, añadimos 100 g de harina de avena y volvemos a mezclar hasta obtener una masa homogénea.

Con la masa lista, preparamos una sartén untada con un poco de aceite y calentamos a fuego medio. Vertemos una cucharada grande de la masa en la sartén caliente y cocinamos hasta que aparezcan burbujas en la superficie, indicando que es hora de voltearlas. Cocinamos por el otro lado hasta que estén doradas y listas para servir. Estas tortitas son perfectas acompañadas de rodajas de plátano fresco y un toque de sirope de agave. Además, se pueden almacenar en la nevera por un par de días y calentar fácilmente en el microondas o el horno para disfrutarlas en cualquier momento.