sábado, 22 junio 2024

El juez de Masterchef que está teniendo problemas de ansiedad

El pasado lunes se estrenó la duodécima temporada de MasterChef con un episodio emocionante que marcó el comienzo de una nueva etapa para el talent show. En este primer programa, se llevó a cabo una fase crucial donde se decidió el grupo final de concursantes que competirán en el programa. Uno de los momentos más destacados y tristes fue la primera expulsión del programa, donde uno de los participantes tuvo que dejar el programa. Esto marcó el inicio oficial de las emocionantes batallas culinarias que se verán a lo largo de la temporada.

2
JESULÍN DE UBRIQUE EN EXTERIORES

En esta ocasión, la prueba de exteriores tuvo lugar en Ubrique, la tierra natal del torero, una localidad gaditana reconocida por su industria de productos de piel, con más de 200 empresas en el municipio. En la octava edición de MasterChef Celebrity, Jesulín de Ubrique tuvo la experiencia de competir en las cocinas del programa, por lo que conoce bien el desafío que enfrentan los concursantes. Los concursantes viajaron a Ubrique para crear un menú inspirado y firmado por Jesulín, que luego sería degustado por 120 invitados, incluyendo vecinos, artesanos y algunos familiares del propio torero, como su madre, Carmen Bazán. Esta fue una oportunidad única para los participantes de demostrar sus habilidades en la cocina en un entorno y con ingredientes muy particulares.

De regreso al plató, los concursantes que portaban los ‘delantales negros’ enfrentaron otro desafío de alta exigencia. Tuvieron que reproducir un plato que fue muy importante en la vida de Jordi Cruz, uno de los jueces famosos del programa. Jordi guió a los concursantes paso a paso en la elaboración de este plato mientras cocinaba junto a ellos, aunque los concursantes no podían ver proceso de trabajo. Esta tarea demandó precisión, atención al detalle y habilidades técnicas por parte de los participantes, ya que debían replicar fielmente el plato.