miércoles, 29 mayo 2024

García aboga por un enfoque social del cáncer de mama aparte del sanitario

La ministra de Sanidad, Mónica García, ha reconocido el «reto» y el «desafío» que supone el cáncer de mama en España, y apuesta por abordarlo no solo desde un punto de vista sanitario, sino también desde el punto de vista social.

«Ya no solo tenemos que luchar por la prevención primaria, el cribado y por las terapias avanzadas para mejorar en la supervivencia o en la calidad de vida. Tenemos que luchar también por hacernos cargo como sociedad de todo este tipo de enfermedades», ha expresado, en el marco del evento ‘Crucemos la meta’, organizado por la Asociación Española Cáncer de Mama Metastásico (AECMM), que se ha celebrado este martes en Madrid.

Por eso, ha recordado que es «fundamental» seguir visibilizando la enfermedad y ha recordado el compromiso «constante» de la sociedad y de las instituciones «con la investigación, la prevención y el tratamiento» de la enfermedad. «Los cánceres de mama metastásicos son una realidad diferente y hay que conocerla y apoyarla», ha expresado.

Así, García ha abogado por concebir la investigación como «catalizador» de «sueños y de anhelos» de la patología. También ha reconocido la labor de las asociaciones de pacientes y ha señalado que «quedan muchos silencios por romper» en la enfermedad.

33.000 NUEVOS CASOS DE CÁNCER DE MAMA

Cada año se detectan casi 33.000 nuevos casos de cáncer de mama en España, de los cuales entre un 5 y un 6 por ciento presentan metástasis en el momento del diagnóstico, según GEICAM. Además, se estima que, aproximadamente, un 30 por ciento de las mujeres diagnosticadas en un estadio temprano experimentarán una recurrencia del tumor con metástasis a distancia incluso años después de haber finalizado su primer tratamiento.

En este sentido, la presidenta de la Asociación Española Cáncer de Mama Metastásico, Pilar Fernández Pascual, ha reclamado a las instituciones que sigan «abriendo puertas» a los pacientes. «Queremos ser agentes activos de las políticas sociales sanitarias, lejos de aquella medicina paternalista donde los pacientes no tenían opinión», ha asegurado. En este sentido, ha defendido que ahora son «pacientes activos» y «agentes imprescindibles» en las políticas sociales.

Al hilo, la directora del Instituto de Salud Carlos III, Marina Pollán, ha destacado que, cuando se habla de cáncer de mama, se habla de «una historia de triunfo», pero luego «llega una historia que ya no es tan bonita y que afecta a una parte no pequeña de las mujeres con cáncer de mama», como es el cáncer de mama metastásico.

Así, ha llamado a realizar un mayor número de estudios para conseguir que el cáncer de mama metastásico tenga un mayor seguimiento.

Por ejemplo, ha recordado que diferentes estudios demuestran los beneficios del deporte en el pronóstico de los tumores, pero no hay estudios al respecto en cáncer de mama metastásico. «También tenemos que tener estudios de comorbilidad y de calidad de vida», ha reclamado la epidemióloga.

Por su parte, la directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), María Blasco, ha recordado que una de las metástasis más complicada en estas pacientes es la metástasis cerebral.

Además, ha recalcado que la prevención es «importantísima», sobre todo teniendo en cuenta que se va a duplicar la incidencia de cáncer por el envejecimiento demográfico en España y en otros países del mundo.

Pero, además, ha defendido que también la detección temprana es muy importante. «Para prevenir la metástasis, cuanto antes se detecta un tumor, más improbable es que haya ocurrido este proceso de metástasis», ha destacado.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), César Rodríguez, ha asegurado que se dan «dos situaciones mejorables» en España en cuanto a la enfermedad. Una, la agilidad en la incorporación de la innovación y, en segundo lugar, la equidad, ya que «a veces hay diferencias que no son del todo recomendables entre comunidades autónomas»,.