viernes, 14 junio 2024

Alivia el dolor crónico con estas 3 poses de yoga

El yoga es una práctica que trae diversos beneficios para el organismo. Muchas personas deciden iniciarse en esta práctica por las ventajas que trae como ejercicio físico, sin embargo también puede resultar una actividad terapéutica para tratar el dolor crónico debido a sus poses rehabilitadoras y las técnicas de respiración que ayudan a eliminar la tensión y reducir el estrés.

En este artículo te mostraremos 3 poses que pueden ayudarte a aliviar diferentes tipos de dolores. Solo te tomará entre 15 y 20 minutos si los realizas de forma continua. Sin embargo, puedes repetirlas las veces que creas necesario para conseguir la mejoría que requieres. Cada uno de estos movimientos están diseñados para relajar todo el cuerpo y calmar la mente.

Estas son las posturas de yoga ideales para aliviar el dolor crónico

Estas son las posturas de yoga ideales para aliviar el dolor crónico

La primera postura se llama savasana que consiste en  una pose de relajación profunda. Es común verla al final de las sesiones de yoga, sin embargo es usada también para iniciar la rutina para calmar el dolor. Solo debes acostarte boca arriba con los brazos y piernas extendidas. Coloca una toalla bajo el cuello para liberar la tensión y relaja todos los músculos durante 3 minutos.

Otra pose es la de inversión. Solo debes acostarte boca arriba con las rodillas flexionadas y las piernas apoyadas en el asiento de una silla. Usa unas mantas enrolladas debajo de las pantorrillas y de la espalda. inhala y exhala por la nariz manteniendo la pose durante 3 minutos. La tercera postura es la de flexión de espalda con soporte que consiste en acostarse boca arriba con tres mantas enrolladas, una debajo de las rodillas, otra debajo de los omóplatos y una tercera debajo del cuello. Respira manteniendo la respiración durante 3 minutos.

Por estas razones debes practicar yoga

Por estas razones debes practicar yoga

Además de ofrecer posturas que ayudan al dolor, el yoga trae diversos beneficios para el organismo. En primer lugar se trata de un ejercicio que mejora la fuerza, la flexibilidad y la movilidad del cuerpo, por lo que es recomendado para todo tipo de personas. Por otro lado, es ideal para reducir el estrés y la ansiedad gracias a sus movimientos controlados y respiraciones profundas.

Iniciar en esta disciplina puede ser muy sencillo, ya que puedes comenzar con clases de un instructor especialista o, incluso, con clases grabadas en plataformas de Internet. Con cualquiera de las opciones los beneficios serán notables en poco tiempo.